Cooperativa Inimbó: "Transformar para crecer, crecer para servir al Chaco¨

Alberto Gandulfo * (Especial para sitio IADE-RE) La Cooperativa de Trabajo y Consumo INIMBO Ltda. tiene su sede en la ciudad de Resistencia, Chaco, en Av. Israel 656, y se dedica a la fabricación de tejidos textiles de algodón 100 %: bolsas semilleras, cobertura plana y funda tubular, gasa hidrofilada de uso hospitalario, pique, jersey, punto fantasía, punto mixto, falso rib, Stockinete.

Los trabajadorxs de la Cooperativa INIMBO constituyen una de las experiencias pioneras en los que más tarde se denominó Empresas Recuperadas en la Argentina porque en junio de 1992, sin referencia de experiencia previa y tan solo desde la necesidad misma de sostener su trabajo, un grupo de 15 operarios textiles asumieron la decisión de conformar una Cooperativa de Trabajo y Consumo, en medio de la ofensiva neoliberal durante el menemismo, para enfrentar el cierre de la empresa Chacotex en la ciudad de Resistencia.

Nos cuenta Ramón Ayala, presidente y fundador de la Cooperativa INIMBO, que ante la situación de desempleo “un grupo de trabajadores empezamos a organizarnos e idear una salida laboral. Después de múltiples reuniones donde analizamos diferentes alternativas para sostener la fuente de trabajo, resolvimos crear una Cooperativa de Trabajo y Consumo, a la que denominamos “Inimbó”, que significa hilo en el idioma guaraní”. Originalmente, “conformada por 15 socios cooperativistas, operarios calificados con 20 años de experiencia en el área de producción y asumiendo todas las tareas de administración, limpieza y mantenimiento”.

En una primer etapa, los trabajadorxs llegaron a un acuerdo con los directivos de la empresa en situación de quiebra para sostener el empleo a través del sistema de trabajo a fason, (iniciando una modalidad de explotación productiva que posteriormente asumieron muchas de las Empresas Recuperadas en nuestro país), con la finalidad de mantener la fábrica en producción, poder utilizar las instalaciones y maquinarías en calidad de Comodato y mantener “la provisión de materia prima a cargo de la empresa Chacotex, al igual que la compra de toda la producción”. 

En estas condiciones los trabajadorxs reabrieron la fábrica en octubre de 1992 hasta que los empresarios desistieron del acuerdo, retiraron las maquinarias y dieron por finalizado en forma unilateral la vinculación productiva con la Cooperativa, generando una crítica situación en los ingresos de los asociados. “Es así que, hasta 1995, la actividad económica desplegada, nos permitía trabajar a fasón para propietarios de la exfirma Chacotex S.A., mantener los costos operativos, y generar dividendos para sostener nuestras familias”, nos cuenta Ramón Ayala. 

Mientras duró la producción a fasón con Chacotex “la Cooperativa continuó con el hilado, manteniendo los niveles de producción con tan solo 15 asociados Cooperativista, mientras que la empresa contaba con 45 empleados para producir 60 Tn de hilo mensualmente”, destacando las ventajas operativas a nivel de productividad alcanzada por la autogestión. 

En 1993 la Cooperativa gestionó un proyecto productivo ante el Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación, y recibió un aporte financiero a través de un subsidio del Programa PROSOL destinado a la compra de Telares Planos para la producción de lienzo, bolsa semillera y bolsa cosechera, insumos para hilados y tejidos propios que forman parte del patrimonio de la Cooperativa. Este primer apoyo estatal permitió a los trabajadores superar la crítica situación al momento de romperse definitivamente la relación con Chacotex. 

Esa primera gestión de fondos públicos también significó el inicio de una singular relación que la Cooperativa INIMBO ha tenido siempre con el Estado (a través de sus diferentes jurisdicciones), principalmente con los gobiernos nacionales y populares que con sus políticas distributivas priorizan el desarrollo del mercado interno, fomentan el trabajo y la producción local; donde los trabajadorxs autogestivos llegaron a ser protagonistas en la definición de políticas públicas como la concreción de la Red Textil Cooperativa y fueron sujetos priorizados por diferentes Programas de apoyo a la Economía Solidaria como el Plan Manos a la Obra, el Programa Nacional Microcréditos, Monotributo Social, Programa de Trabajo Autogestionado, durante el kirchnerismo.

Otro ejemplo de política pública es la Ley Provincial de Expropiación  que “desde el año 2010 estamos gestionando la expropiación del local donde se realizan las actividades de la Cooperativa, consiguiendo hasta el momento la aprobación de la Ley mediante la cual se declaró de Utilidad Pública, solo falta la expropiación por parte del Poder Ejecutivo Provincial y entrega de la propiedad a INIMBO” y destacan el agradecimiento a los diputados del Chaco “Beatriz Bogado, Hugo Sager, Rubén Guillón, Enrique Paredes y Viviana Damilano porque su sentido solidario y compromiso con la palabra permitió que hoy sigamos trabajando”.

Ayala recordó ante los medios locales que "tenemos una trayectoria de más de 30 años y llevábamos mucho tiempo de estar en el aire literalmente. El predio donde construimos nuestra cooperativa que hace fundamentalmente trabajos de hilandería y textiles, pertenecía al Banco del Chaco SEM, cuyo proceso de liquidación nos puso en una delicada situación sobre el uso del terreno porque lo usábamos por comodato… Así fue que encaramos el reacondicionamiento de los inmuebles, y de toda la planta textil en general, bienes que se encontraban en un estado de total abandono, para ponerlos a punto y así optimizar las condiciones de operatividad. Tenemos 30 años de inscripción nacional como cooperativa con todos nuestros papeles en orden" (ANSOL 14/2/17).

Es la historia no contada de las Empresas Recuperadas donde los trabajadorxs se hacen cargo del mantenimiento de la maquinaría carentes de insumos y herramientas; de mejorar las condiciones de trabajo y fomentar el compromiso solidario; soportar las deudas por sus salarios caídos durante la gestión fallida; sufrir el vaciamiento patrimonial, legal y contable; tener que recuperar y ganar la confianza de proveedores y los clientes perdidos. 

La falta de garantías le impide el acceso al crédito bancario y los condena al desfavorable cambio de cheques y ser victimas de la usura de las cuevas financieras para mantener la empresa en funcionamiento para pagar los Retiros semanales/quincenales de lxs asociadxs, comprar materia prima e insumos básicos y reparar instalaciones. También enfrentar estas contradicciones de los logros legislativos en favor de los trabajadorxs que por falta de decisión política no fueron concretados por los ejecutivos provinciales, ya que son muy pocos los que lograron la expropiación y escrituración de la planta (caso Coop. Textil Pigüe) o del Veto sistemático de Mauricio Macri durante sus dos gestiones como jefe de Gobierno en CABA y como presidente de la Nación ante la expropiación del edificio del Hotel Bauen.

La apuesta productiva de INIMBO

En una publicación elaborada por los compañerxs de INIMBO, nos informan que “La planta textil se encuentra estratégicamente ubicada de acuerdo a los parámetros que se consideran óptimos para esta actividad:

      • Accesibilidad: Se encuentra en proximidad a la intersección con las principales rutas que rodean al ámbito del Gran Resistencia (Ruta 11 y 16)  comunicando con el interior de la Provincia, Buenos Aires y el Puerto de Barranqueras. Llegando además el servicio de transporte urbano e interurbano de pasajeros.

      • Servicios: cuenta con la provisión de energía eléctrica, agua potable y red telefónica.

Cuenta con tres naves de 10 m x 50 m aproximadamente, es decir de 1500 m²  cubiertos,  contando en uno de ellas con habitaciones internas destinadas a oficinas, depósito y guardarropa. El lugar donde se produce es amplio y naturalmente ventilado, no se cuenta aún con los extractores adecuados para la función de producción. Las Naves fueron cedidas en comodato por el Banco del Chaco, siendo utilizado desde 1997.”. “La Cooperativa de Trabajo y Consumo INIMBO, está compuesta por un grupo de trabajadores que poseemos una férrea voluntad de trabajo y un empeño en conseguir engrandecer nuestra tarea cotidiana y nuestro noble producto netamente chaqueño”.

En un mercado textil tan castigado por la apertura de la importación, la concentración comercial y la recesión económica, los trabajadorxs autogestivxs apuestan a fomentar el Compre Cooperativo y a fortalecer la Red de Organizaciones Solidarias para generar mayores ingresos y sostener las fuentes de trabajo: “Contamos con clientes de la Economía Social como son la Cooperativa Soncko Argentino, dedicada a la confección de prendas artesanales con tintes naturales y la Cooperativa de Trabajo La Asamblearia Ltda , diseñadoras del Gran Resistencia, que producen prendas artesanales marca Chacú; también el Estado provincial como comprador esporádico de gasa hidrofilada de uso hospitalario” afirma el Presidente de la Cooperativa INIMBO; y con su orgullo de laburante autogestivo destaca que trabajan con “materia prima de origen provincial” y cuentan con “socios de mucha experiencia en la producción textil, siendo que la antigüedad promedio en el rubro de 35 a 40 años”

“Desde muchos años atrás venimos avizorando la debilidad que significa contar con un cliente que absorbe el 70 % de la producción, para ello fuimos armando el equipamiento necesario para la producción de gasa hidrofilada, mediante un convenio con la Facultad de Ingeniería, dependiente de la Universidad Nacional del Nordeste, logramos armar e instalar las maquinarias necesarias para la producción. Iniciamos la producción de este rubro a fines de 2014, contando como principal comprador el Ministerio de Salud Pública del Chaco, mediante un acuerdo donde comprometimos la entrega de mil piezas de gasa hidrofilada por mes. De parte de la Cooperativa cumplimos con lo acordado, de parte del estado pasado apenas un año, empezó a espaciar los pagos, hasta que llegado un momento no pudimos sostener más un periodo tan largo de financiamiento, por lo que tuvimos que desistir continuar proveyendo al estado”.

El desarrollo territorial de la Cooperativa INMBO se basa en “La fortaleza institucional que permite una inserción paulatina en el mercado y su permanencia radica en el afianzamiento de las alianzas realizadas con ONGs, artesanos textiles, Cooperativas, Universidad, INTI, CTA, Banco Cooperativo Credicoop, Red Textil Cooperativa (RTC)” Participan en ferias y exposiciones, donde generan vínculos solidarios para comercializar sus productos y los de la Red Textil Cooperativa y ofrecen comercializar su producción en los Municipios dispuestos a apoyar la economía solidaria. “Es sumamente importante que nos conozcan y concientizar al pueblo lo importante que es adquirir productos argentinos, y más los cooperativos, donde los excedentes van directamente al trabajador y a la trabajadora porque no hay un patrón de por medio” afirma Ramón Ayala y reafirma el compromiso en la construcción de la otra economía: “En estos momentos en donde la crisis se agudiza y las importaciones hacen que cierren muchas fábricas textiles, nosotros seguimos resistiendo con precios justos y mano de obra argentina” (ESSApp)

Ramón alerta sobre “la situación actual de la Cooperativa es comprometedora ya que la reducción de la producción, el incremento de los servicios de agua y luz, conspiran en contra del ingreso de los asociados. Y que se tomó la decisión de no tener deudas que comprometan el patrimonio de la Cooperativa” y nos recuerda que: “Como hace 27 años nos vemos afectados enormemente por una decisión del Estado Nacional de abrir la importación, que como otrora el más afectado es el rubro textil y por ende nosotros los más débiles somos los que más sufrimos el impacto de esta injusta decisión. Hasta el año pasado un 70% de nuestros ingresos estaba basado en la producción de 50.000 fundas tubular y 400.000 metros de cobertura plana, ambas eran utilizada por la empresa Tipoiti para cubrir los fardos de fibras, producto del desmote, como este año la empresa cerro el desmote dejamos de tejer estos productos, lo que explica la reducción de nuestros ingresos en un 70%. El impacto sufrido por el cierre de la desmotadora lo estamos atenuando con la venta de telas destinada a la confección de prendas artesanales de vestir, pero como nuestros nuevos compradores son pequeñas Cooperativas y Artesanos, la situación se va corrigiendo lentamente, con posibilidad de no recuperar nuestro ingreso histórico”, denunciando el fuerte impacto que tienen las políticas neoliberales en la retracción del ingreso de los trabajadorxs.

La Red Textil Cooperativa

INIMBO es entidad fundadora de la Red Textil Cooperativa (RTC) que nuclea a 46 talleres textiles que vinculan hilanderos, tejedores y confeccionistas en todo el país; organizados para la adquisición de insumos, ampliar la cartera de clientes y compartir las capacitaciones y asistencia técnica tanto a nivel productivo, comercial y en gestión cooperativa que gestiona la RTC. Los compañerxs destacan que “lo más importante es organizarse mantenerse unidos en la búsqueda de alternativas y de proyectos en común”

Surgida del nucleamiento de muchos talleres textiles que participaban en la confeccionaban guardapolvos del Ministerio de Desarrollo Social conducido por Alicia Kirchner, recibieron capacitación y asistencia técnica del INTI; también participaron en la confección de chalecos de seguridad y ropa de trabajo del Programa Argentina Trabaja, y se destacaron en la confección de los muñecos de LAS AVENTURAS DE SAMBA, producción de Canal Encuentro – Ministerio de Educación y en la confección del Programa Arte por la Inclusión, durante el kirchnerismo

En los últimos tiempos la RTC viene promoviendo el Compre Cooperativo y Solidario: “Nosotros ganamos una licitación en octubre de 2016 con la Municipalidad de Resistencia para fabricar dos mil uniformes, mediante la Federación, con confeccionistas de Buenos Aires, donde se nuclea esta actividad”, explicó Ramón Ayala, quien además ocupa el cargo de vicepresidente de la Comisión Directiva de la RTC. También se vincularon comercial y solidariamente con la Municipalidad de Avellaneda.

Además, la Red Textil Cooperativa participa activamente en la movilización popular encolumnada en la CTA – CNCT que enfrentan la ofensiva de la Restaruración Conservadora por implementar la flexibilización laboral, la lucha contra el tarifazo y la permanente denuncia del trabajo esclavo en la Argentina.

 

 * Coordinador Programa FES (Fundación Banco Credicoop) | 13-02-2018.