Brexit

Alejandro Teitelbaum
Los ciudadanos –cada vez menos- creen todavía que sus respectivos países son gobernados por medio de sus representantes (que en realidad –cualquiera sea su color político- representan puntualmente al poder económico). Pero esos mismos ciudadanos hace ya tiempo que mayoritariamente no se tragan la píldora de que las instituciones de la Unión Europea los representan de alguna manera y que se ocupan de la construcción de una Europa solidaria, democrática y social. Esa es la interpretación que cabe hacer del resultado del plebiscito favorable al Brexit.

América latina en movimiento (ALAI) - 24 de junio de 2016