"No puede haber una única política para todo el sector agrario"

Los hijos y nietos de los protagonistas del Grito de Alcorta eran arrendatarios, y hoy los chacareros son arrendadores. Ese cambio refleja según el economista Alejandro Rofman las profundas transformaciones económicas y sociales del agro argentino, una realidad hetereogénea compuesta por "dos campos": el de la pampa húmeda, dirigido por el capital financiero y dominado por el cultivo de soja, y del resto del país, basado en la pequeña producción agropecuaria familiar. Para el también investigador del Conicet ambos modelos pueden coexistir, pero necesitan políticas diferenciadas.

La problemática agraria en la Argentina. La crisis mundial y su impacto en el agro argentino

La actual crisis económica mundial iniciada en Estados Unidos en el año 2008, ha sido señalada por muchos especialistas internacionales como la «crisis de los países desarrollados», ya que sus consecuencias se observan fundamentalmente en los países más ricos del mundo. En ese sentido es distinta a las crisis que le precedieron que se originaban en los países emergentes y se expandían al centro. Esto no significa que países como Argentina queden al margen de sus consecuencias, aún en un contexto de precios altos de las materias primas, entre ellas los granos.

El objetivo de la Jornada realizada fue contribuir a informar y reflexionar sobre las características de la crisis mundial y sus repercusiones sobre el sector agropecuario mundial y en el comercio internacional, especialmente de granos, de la Argentina.

Presentación

Susana Soverna, socióloga de la Subsecretaría de Agricultura Familiar del MAGyP, integrante de la Cátedra Libre de Estudios Agrarios Horacio Giberti: les doy la bienvenida en nombre de la Cátedra Giberti recordando que fue creada por el Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Letras en marzo de 2010.