Proyecto Productivo Nacional: Modelo CANGURO

Ruben Fabrizio

 

El gobierno nacional ha lanzado el “PLAN PRODUCTIVO NACIONAL” según dice, buscando “integrar políticas transversales y sectoriales para crear más y mejores empleos”. Allí plantea como estrategia el caso de Australia, como ejemplo de apertura gradual y reconversión productiva. Más allá de las intenciones esta nota debate el alcance y consecuencias de este proyecto.

El lanzamiento del mencionado plan productivo, del que solo se conocen los grandes enunciados, permite avizorar el rumbo que pretende darle el presidente Macri a su gestión en la cuestión industrial.

El gobierno anterior también había lanzado en 2010 su plan estratégico, el llamado “Plan Estratégico Industrial 2020”. En aquel momento habíamos señalando sus enormes limitaciones. Básicamente dijimos que no se planteaban reformas estructurales, al elegirse los sectores a promover de acuerdo a la estructura productiva vigente, ni tampoco estaban explicitadas las medidas concretas para llegar a los muy ambiciosos objetivos buscados para los sectores seleccionados.

En cambio el proyecto actual plantea algunas reformas concretas y asimismo esboza medidas para concretarlas. En particular enfatiza que “el ejemplo de Australia sugiere que los procesos de transformación productiva requieren lograr hitos tangibles de generación de empleos de calidad por medio de una estrategia de apertura gradual y reconversión productiva”.

Sin embargo el camino para lograr empleos de calidad en la Argentina del siglo XXI no pasa por el modelo canguro1. Aunque se deban tomar elementos de otros países, incluida Australia, debemos encontrar el modelo argentino, ya que nuestro país tiene singularidades que deben ser consideradas.

 

Revista Industrializar Argentina Nº 30 - noviembre de 2016

Noticias relacionadas

Marina Aizen. Hay varias cosas que el dinero no puede controlar además del fuego: la juventud militante global y...
Claudio Scaletta.   El vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui acusó a los productores de peras y manzanas de “no...

Compartir en