Presupuesto Nacional: el pago de la deuda y los subsidios a las empresas hidrocarburíferas limitan las partidas ambientales

La falta de sanción de una ley de Presupuesto para este año y la prórroga del anterior implicó, en un contexto de alta inflación, una caída en términos reales del 53,01 por ciento. Las partidas destinadas a la Subsecretaría de Ambiente, a la Administración de Parques Nacionales, a los Sistema de Áreas Marinas Protegidas y las referidas al Manejo del Fuego se encuentran entre las más afectadas.

A lo largo de los primeros tres meses del 2024, el presupuesto destinado para la Subsecretaría de Ambiente y para la Administración de Parques Nacionales representan apenas el 3,07% de lo que se ejecutó para el pago de los servicios de deuda. 

Según el Monitor ambiental de Presupuesto, una publicación de carácter trimestral que analizará las partidas presupuestarias vinculadas a las políticas ambientales durante el año, “la falta de Presupuesto o la existencia de una prórroga del anterior oficia como un mecanismo de ajuste sobre la población y una reducción de derechos por la vía explícita del achicamiento del Estado”

Esta primera entrega del Monitor ambiental del Presupuesto está centrada en el análisis de las partidas presupuestarias establecidas y ejecutadas durante los primeros tres meses del año, con particular foco en lo destinado al pago de los servicios de deuda y los subsidios a la oferta de hidrocarburos, que son recibidos de forma directa por las empresas de este sector. 

De acuerdo al informe, el pago de servicios de deuda ganó preponderancia dentro del Presupuesto Nacional vigente, alcanzando el 13,2 por ciento del total. Este mayor volumen de ejecución presupuestaria destinado al pago de la deuda se realizó, durante enero, febrero y marzo del 2024, en desmedro de las partidas destinadas a políticas y programas vinculados al ambiente. 

Gráfico 1. Participación de las partidas de ambiente, APN y deuda pública en el Presupuesto Nacional 2024.

Fuente: Elaboración propia en base a Datos Abiertos del Presupuesto Abierto.

Entre los principales datos que se desprenden del Monitor, se destacan:

  • A pesar de que el Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos debería recibir, de acuerdo a la Ley de Bosques, el 0,3% del Presupuesto Nacional, a marzo de 2024 tiene programado un presupuesto 18 veces menor.
  • Hasta el momento, el gobierno nacional no ejecutó ni un solo peso de los $12.101 millones que tiene asignado el Servicio Nacional de Manejo del Fuego. Solamente se han ejecutado $275 millones dentro de la actividad Manejo del Fuego, que representan un 0,01% de lo erogado en pago de servicio de la deuda.
  • Tampoco se ejecutó ni un solo peso del presupuesto destinado al programa “Acciones para la Atención del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR)”, dependiente del Ministerio de Seguridad, el cual tiene como objetivo evitar las consecuencias negativas y brindar soporte frente a temporales e inundaciones.

Cuadro 1. Participación de la deuda pública y diferentes partidas ambientales con respecto al Presupuesto Nacional 2024

Fuente: Elaboración propia en base a Datos Abiertos del Presupuesto Abierto.

Subsidios a los fósiles: se sostienen los beneficios a las empresas hidrocarburíferas

A contramano de lo que planteó durante la campaña del 2023, el Presidente de la Nación Javier Milei, a través de la prórroga del Presupuesto, mantiene $150.112 millones para subsidios a la oferta de hidrocarburos. En los primeros dos meses del año se ejecutaron $11.757 millones en subsidios para las empresas hidrocarburíferas. En cambio, no se ejecutó ni un solo peso para los subsidios a la demanda, que reciben las y los consumidores.

Mientras se mantiene este subsidio, que tiene como objetivo fomentar las exportaciones y ganancias de las empresas hidrocarburíferas, sin disminuir el precio de la energía para las y los consumidores, se achican los presupuestos destinados a la promoción de las energías renovables. El Desarrollo de Iniciativas de Promoción de Energías Renovables tiene un presupuesto de $310 millones, es decir, 484 veces menos de lo que se destina a subsidiar fósiles. 

Por su parte, el Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales (PERMER) tiene asignados, luego de sufrir un recorte de $387 millones en marzo, un total de $5.595 millones. Este programa tiene como objetivo instalar 10.000 paneles solares en zonas rurales, contemplados como instalaciones eléctricas en casas, escuelas, hospitales, entre otros. Solo con lo destinado a los subsidios a la oferta de combustibles fósiles, se podrían ejecutar 26 veces el PERMER.

Fuente: Elaboración propia en base a Datos Abiertos del Presupuesto Abierto.

 

Fuente: Farn - Abril 2024

Noticias relacionadas

Karina Niebla. En noviembre del año pasado, más del 90% de los servicios de la línea Mitre partieron puntuales; en...
Esteban Rafele. Las dudas sobre la sostenibilidad a mediano plazo le impiden al Ejecutivo hacerse de fondos extra y...

Compartir en