Lula vuelve

Mientras los sectores concentrados buscan atar la imagen de los líderes populares latinoamericanos al pasado, Lula da Silva construye futuro. A los 75 años corre nueve kilómetros diarios y se muestra sonriente junto a su novia, chapoteando en el mar o en giras incansables junto a referentes políticos, sociales y sindicales. El hombre que sacó a millones de brasileños de la exclusión y la pobreza y sobrevivió a 580 días de cárcel está hoy ante uno de los desafíos más importantes de su trayectoria política: correr del Planalto al máximo exponente en funciones de la extrema derecha mundial.

De Vargas a Bolsonaro, la política presidencial de Brasil entre el suicidio y el "me sacarán muerto"

Las presidenciales brasileñas son en octubre de 2022. De momento, los sondeos dan como ganador a Lula, candidato por el PT que busca su tercer mandato. Investigado en el Senado por su gestión de la pandemia, Bolsonaro orienta su lucha política contra la 'casta' que siempre gobernó el país, y a la cual sin embargo él ahora también pertenece.

El Brasil de Lula y Cardoso: las relaciones peligrosas y las afinidades electivas

En un país donde el sistema electoral obstaculiza las mayorías en el Congreso, y donde cada gobierno necesita alianzas para poder legislar, es la primera vez en 35 años de democracia que puede haber un acuerdo entre los rivales Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB). Si el rival del PT es Bolsonaro en las presidenciales de 2022, el almuerzo entre Lula y Cardoso augura un apoyo en el balotaje.

La sombra del poder

Cuando personajes perturbadores, como el presidente de Brasil, o dignatarios incapaces en su momento, como lo fueron en Argentina Mauricio Macri y en Estados Unidos D. Trump, transitaron sin problema su gobierno, mucha gente se cuestionaba y preguntaba ¿cómo es posible que se mantengan en el poder? ¿Es imaginable que semejantes maquinarias de desaciertos, ignorancia y torpeza fijen el rumbo de una sociedad?

La integración regional es indispensable

El encuentro entre los presidentes de Argentina y Brasil se produjo a casi un año de la asunción de Alberto Fernández. A nadie se le escapa que Jair Bolsonaro apostó por la reelección de Mauricio Macri y que no vio con simpatía la visita de Fernández a Lula da Silva mientras estaba preso. Argentina y Brasil hoy representan las visiones contrapuestas de una América Latina en disputa entre dos grandes corrientes políticas.

Brasil: la cosa Bolsonaro

Los hechos de la historia no se repiten, pero riman como los versos de un largo poema. Escuché más o menos esto de mi amigo Sidney Chalhoub, un prestigioso historiador y profesor de la Universidad de Harvard. También leí una afirmación similar en una de las charlas de Tia Lydia, la odiosa villana de las novelas “El cuento de la doncella” y “Los testamentos”, de la canadiense Margaret Atwood, que describe los horrores de una teocracia cristiana fundamentalista impuesta por la fuerza en algunos de los Estados Unidos.

¿Por qué repunta Bolsonaro?

A pesar de la cantidad de muertes y de la pésima gestión de la pandemia de covid-19, la aprobación de Jair Bolsonaro crece. No solo mantiene la fidelidad de sus votantes duros, sino que recibe la aprobación de parte de la población más pobre del Nordeste, a la que ha dirigido programas sociales de emergencia. Los cambios en la estrategia bolsonarista y los errores de la oposición progresista explican mucho de lo que está sucediendo en Brasil.