Latinoamérica en Medellín

Esa ciudad clavada en un valle verde, de norte a sur, a mil quinientos metros de altura, está en el centro de América latina. En sus barrios populares, colgados de numerosas laderas montañosas, brilla el colorido de su presente y su historia. Pero además, una fuerza centrípeta nos lleva hasta allí, pues fue sede de la VII Conferencia de Ciencias Sociales de CLACSO, un evento académico de potencia global.

“El sistema escolar es la puerta de los derechos”: Pablo Gentili

Un argentino será el nuevo secretario ejecutivo de una de las redes de investigación más grandes del mundo, el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales. Lo eligieron el jueves a la mañana directores de centros de toda América latina. En el pase de mando, Pablo Gentili le dijo a quien le daba el bastón: “Cuando sea grande yo quiero ser como Emir Sader”.

Las nuevas configuraciones de los Movimientos Populares en América Latina

Elaborado por el Observatorio Social de América Latina - OSAL CLACSO - Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales

Los años ‘90 abrieron paso a una renovada mundialización capitalista en su forma neoliberal cuyo impacto en América Latina ha sido por demás notorio y profundo. Prolongando un proceso iniciado en las décadas anteriores, auspiciado ahora por el llamado “Consenso de Washington”, la adopción de las políticas neoliberales hubo de generalizarse en toda la región para asumir una nueva radicalidad. Los gobiernos de Carlos Menem (Argentina), Alberto Fujimori (Perú), Salinas de Gortari (México), Collor de Melo y luego Fernando H. Cardoso (Brasil) resultaron algunas de sus más conocidas encarnaciones presidenciales. Las profundas y regresivas consecuencias en términos sociales y democráticos que la aplicación de estas políticas supuso (de las cuales la pauperización de masas es una de sus expresiones más trágicas) fueron el resultado de las agudas transformaciones estructurales que modificaron la geografía societal de los capitalismos latinoamericanos en el marco del nuevo orden que parecía imponer la llamada “globalización neoliberal”