“Perforaron el más férreo de los poderes”

El juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni participó de un acto en la Legislatura porteña. Hijos Capital les agradeció “por haber elegido la lucha, por ser valientes, por habernos enseñado que lo imposible sólo tarda un poco más”.

A 36 años de su primera ronda, en pleno terrorismo de Estado, las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora fueron homenajeadas el martes en la Legislatura porteña. El juez de la Corte Suprema de Justicia Raúl Zaffaroni, presente en el acto, agradeció a las Madres “por habernos enseñado que se puede partir de la más absoluta debilidad” y porque “con su fuerza ética y sin violencia lograron perforar el más férreo de los poderes”. “La misión de las Madres y de las Abuelas debe continuar porque lo más importante es la memoria”, destacó. Hijos Capital les agradeció “por haber elegido la lucha, por ser valientes, por habernos enseñado que lo imposible sólo tarda un poco más, por haberse puesto los pañuelos y seguir firmes y llenas de amor, por ser Madres”. El ministro de Educación, Alberto Sileoni, en un acto de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, que lidera Hebe de Bonafini, calificó la fecha de la primera marcha en 1977 como el “parto de la democracia moderna en nuestro país” (ver aparte).

El acto en la Legislatura fue organizado por la diputada Gabriela Alegre, del Frente para la Victoria. Entre las homenajeadas estuvieron Marta Vásquez, Taty Almeida, Carmen Cobo, Haydée García Gastelú y Carmen Aguiar de Lapacó. También estuvieron la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; el senador Daniel Filmus, el diputado y nieto recuperado Horacio Pietragalla y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda. La ceremonia comenzó con la proyección de imágenes que recorrieron distintos momentos de la lucha de las Madres desde su inicio, el 30 de abril de 1977, cuando un grupo de catorce mujeres se dio cita por primera vez para reclamar por la aparición con vidas de sus hijos. Luego los artistas Juan Palomino, Arturo Bonín, Adriana Varela y Gastón Pauls leyeron una serie de poemas ante un Salón Dorado repleto de gente que acompañó con aplausos y cantos.

“En estos 36 años, María Marta y César me empujaron a hacer lo que hice y emprender este largo recorrido junto a las Madres”, dijo Marta Vázquez en referencia a su hija y su yerno. “Así empezamos y así seguimos”, continuó, y destacó que “estamos orgullosos de los jueces que están llevando a cabo los juicios por los derechos humanos en nuestro país”.

“A lo largo de estos 36 años se han logrado muchas cosas. Sobre todo, los juicios a los militares y sus cómplices civiles, que son una realidad a lo largo y a lo ancho del país”, dijo a su turno la diputada Alegre. “No habrían sido posibles sin la tenacidad y la convicción de las Madres de Plaza de Mayo. Este es un homenaje a esa lucha constante por la Memoria, Verdad y Justicia”, explicó la anfitriona. En el acto también estuvieron los diputados porteños Juan Cabandié, Francisco Nenna, Edgardo Form, María Elena Naddeo, Aníbal Ibarra, Alejandro Amor y Alejandro Bodart.

“Queridas Madres: queremos abrazarlas una vez más con mucho amor”, arranca la carta de Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio. “Queremos aplaudirlas una vez más. Gracias, Madres, por haber elegido la lucha. Gracias por ser valientes. Gracias por habernos enseñado que lo imposible sólo tarda un poco más. Gracias por haberse puesto los pañuelos y seguir firmes y llenas de amor.”, destacó la agrupación. “Son unas valientes más que valientes. Hablar de las Madres es hablar de una palabra nueva: lasMadresdePlazadeMayo, todo junto, porque ellas mismas rompieron las palabras. Quebraron el silencio”, explicaron los Hijos. “Son las Madres de los pibes reprimidos y asesinados en diciembre del 2001, de las víctimas del gatillo fácil y las redes de trata de personas, de los docentes en lucha, de los desocupados desesperados, pero esperanzados y luchadores, de Kosteki y Santillán, de Cabezas, de Fuentealba, de Mariano Ferreyra, de cada compañero o compañera que lucha por una causa justa”, concluye el comunicado.

Página/12 - 2 de mayo de 2013