La indispensable reconstrucción de la internacional de los trabajadores y de los pueblos

Samir Amín (El Cairo 1931, París 2018), que acaba de fallecer en su ciudad de adopción, ha sido sin duda uno de los intelectuales marxistas árabes más influyentes del siglo XX. Estudió en París ciencias políticas, estadística y economía y dedicó una parte muy importante de su vida a la práctica política, marcando con su impronta intelectual a varias generaciones militantes hasta llegar al Foro Social Mundial. Su tesis, “Los orígenes del subdesarrollo: la acumulación capitalista a escala mundial” partía de la desigualdad creciente generada por la expansión mundial del capitalismo y la necesidad de “desconectar” de él para poner en pie un internacionalismo de los pueblos que volviese a plantear un horizonte socialista para la superación de la crisis del sistema capitalista. Samir Amín ha dejado tras de si una importante obra teórica, la mayor parte traducida al español, y hace escasamente un año publicó un llamamiento a la reconstrucción de una Internacional de los Trabajadores y los Pueblos, que hoy reproducimos como merecido homenaje

¡Leer a Karl Marx!

Durante tres décadas, las políticas e ideologías neoliberales han sido casi incontestables en todo el mundo. Sin embargo, la crisis económica de 2008, las profundas desigualdades que existen en nuestra sociedad -en particular entre el Norte y el Sur Globales- y los dramáticos problemas ambientales de nuestro tiempo han instado a distintos académicos, analistas económicos y políticos a reabrir el debate sobre el futuro de capitalismo y la necesidad de una alternativa. Es en este contexto que hoy, en casi todas partes del mundo, con ocasión del bicentenario del nacimiento de Marx, hay un "renacimiento de Marx"; un retorno a un autor que en el pasado fue asociado erróneamente con el marxismo-leninismo dogmático y, luego, descartado precipitadamente tras la caída del Muro de Berlín.

Reflexiones desde el marxismo sobre el libro de Piketty

El libro de Thomas Piketty, Capital in the Twenty First Century, ha impactado a nivel mundial. Su planteo central es que la desigualdad de los ingresos y de la riqueza ha estado aumentando en los países capitalistas desde los años 1970, y hoy alcanza niveles similares a los que había a comienzos del siglo XX. Esto significa que no se verifica la hipótesis de Kuznets (formulada en los años 1950), según la cual la desigualdad aumentaba primero con el desarrollo del capitalismo, y luego disminuía. De hecho, ya antes de la publicación del libro de Piketty se ha estado documentando que la desigualdad ha seguido una forma de U. Pero el libro de Piketty, utilizando datos fiscales más que encuestas sobre la situación de los hogares, amplía el análisis y confirma el dramático incremento de la desigualdad en las últimas décadas en los países desarrollados. Por caso, en EEUU, desde 1980 a los 2000, la participación en los ingresos del decil más alto de la población pasó del 30-35 por ciento al 45-50 por ciento; y el uno por ciento más rico pasó de tener el 9 por ciento del ingreso en los 1970 a aproximadamente el 20 por ciento en los años 2000 – 2010. Entre 1977 y 2007 el 10 por ciento más rico se apropió las tres cuartas partes del total del incremento del ingreso en EEUU, y el uno por ciento más rico el 60 por ciento del mismo.

A la izquierda de la crisis: el discurso heterodoxo

Esta contribución toma como punto de partida los debates - que pueden ser considerado exóticos o esotéricos – entre economistas marxistas, principalmente anglosajones. A continuación, se amplia en tres ámbitos: el regreso de las ideas keynesianas, el debate sobre el desarrollo concreto de la crisis y una incursión en las preocupaciones ecologistas. Para volver en un bucle a la idea de que la lectura marxista hace subir a la superficie cuestiones fundamentales sobre el capitalismo contemporáneo. No hace falta decir que este ensayo de discurso sobre los discursos refleja un punto de vista personal y no trata de considerarlos de acuerdo con su influencia relativa.