Lebac o Inversión Productiva

Noemí Brenta

 

La estabilidad monetaria y financiera, el empleo y el desarrollo económico con equidad social, son las cuatro finalidades del Banco Central argentino (BCRA), según su Carta Orgánica.

Sin embargo, las tasas de interés siderales, el uso y abuso de las LEBAC, combinados con la desregulación de los movimientos de capitales y el acelerado endeudamiento externo, empujan en la dirección opuesta. La inflación persiste, la especulación financiera volvió al centro de la escena económica, el empleo se deteriora y la inequidad social se profundiza.

Esto no es solo resultado de las medidas monetarias sino de la orientación general de las políticas oficiales. La gestión actual del BCRA declaró que la estabilidad del valor interno del peso argentino es su único objetivo, y procura reducir la inflación a través de medidas monetarias, suponiendo que las alzas de los precios obedecen sobre todo a los excesos de liquidez. Pero la inflación ya ocurrida de enero a agosto muestra que la anual será sustancialmente mayor que la meta del BCRA, mientras que su principal herramienta, las LEBAC, se ha multiplicado como los baldes y escobas del aprendiz de brujo, sumando incertidumbre.

> CONTINUAR LEYENDO Y DESCARGAR INFORME COMPLETO

 

Revista Industrializar Argentina Nº 32 - agosto de 2017