Convergencia de paradigmas biotecnológicos y estrategias de los grupos líderes mundiales

El propósito de este artículo es analizar la diversificación tecnológica de las grandes firmas frente a la emergencia de nuevos paradigmas tecnológicos. A partir de la sistematización de una base de datos de patentes, en este trabajo se hace la pregunta, por un lado, ¿estos procesos dan lugar a la convergencia entre las bases de conocimiento y la emergencia de un nuevo paradigma de biotecnología industrial? Por el otro, se discute a partir de datos de los principales grupos en escala internacional si la mencionada diversificación da lugar a una base de conocimientos coherentes o es, simplemente, una expansión conglomeral, existiendo aun posibilidades de entrada para firmas de países en desarrollo.

¿Y dónde está Schumpeter?

La elite económica está lejos de apostar a la innovación tecnológica. Reticencia inversora, extranjerización, concentración y ganancias extraordinarias, entre los condicionantes estructurales que afronta el país.

En distintos círculos heterodoxos de la Argentina se suele debatir si la concentración económica es buena o mala. La primera postura está asociada a ciertas tendencias inherentes al modo de producción capitalista, que en forma muy simple se podrían resumir así: las empresas oligopólicas persiguen aumentar su productividad para alcanzar un precio de producción inferior al promedio del mercado en el que operan y ganar posiciones en ellos, maximizando su tasa de ganancia. El medio para ello es lo que se conoce como inversión “schumpeteriana”, por el economista austro-estadounidense Joseph Schumpeter, quien pone el acento en las innovaciones tecnológicas que hacen posibles las ganancias extraordinarias de las que se apropian las empresas. Así, el efecto positivo radicaría en que estos actores estarían promoviendo un mayor desarrollo de las fuerzas productivas, que luego serían adoptadas por los capitales “menos eficientes” y apropiadas por el conjunto de la sociedad.