El poder adquisitivo perdido por la AUH desde fines de 2015, equivale a un 80% del valor de los nuevos préstamos al consumo.

UNDAV

 

El análisis de la política de otorgamiento de créditos a quienes cobran prestaciones a través de la ANSES tiene diferentes aristas. Por un lado, se trata de una medida que ya fue implementada por la administración anterior, que dio un uso difundido a la tarjeta “Argenta”, generando sinergias para movilizar recursos y activar el consumo a partir del usufructo de la masa de recursos de la seguridad social.

Si se compara las condiciones en las cuales se otorga este tipo de créditos frente a las tasas de interés leoninas que se cobran en el mercado para préstamos al consumo (mayormente en el segmento informal), es evidente que resulta en un beneficio para quienes lo reciben, ya que la tasa de interés que otorgará Anses –del 24%- es sustancialmente más bajas que las ofrecidas por las casas financieras, las cuales en algunos casos llegan a superar el 70%. El préstamo de la Anses tiene plazos de 12 y 24 meses, una tasa de interés del 24% y la cuota no puede superar el 30% de la prestación recibida. Se podrá solicitar hasta $5.000 por hijo a 24 meses (con una cuota aproximada de $270 mensuales) y $3.000 a 12 meses, con limitaciones en la cantidad solicitada de acuerdo al número de hijos. El cobro se realizará a través del descuento de las cuotas en los haberes por parte del Organismo. Se trata de la ampliación del crédito Argenta para jubilados y pensionados a prestatarios de la AUH y Pensiones no contributivas.

Por otro lado, la disposición de otorgar créditos al consumo, no encuadra como mecanismo de compensación de la baja en el poder adquisitivo que registraron este tipo de prestaciones sociales a lo largo del último año y medio. El aumento generalizado de los precios, implicó un deterioro en el poder adquisitivo de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y de las jubilaciones y pensiones, que tuvieron aumentos nominales menores que la inflación. 

> CONTINUAR LEYENDO Y DESCARGAR INFORME COMPLETO

 

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) - julio de 2017