El FMI dice estar "muy preocupado" por el caso de los fondos buitre, aunque aún ignora su impacto en el mercado global

Silvia Pisani
El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoció hoy que se mantiene "muy preocupado" por las decisiones de la justicia norteamericana sobre el litigio con los llamados fondos buitre, pero incorporó un matiz al señalar que "todavía no está claro" cuál es el real impacto del caso en los procesos de reestructuración de deuda.

Así lo reconoció el director y consejero legal del organismo, Sean Hagan, en una conferencia en la que analizó un nuevo documento del directorio sobre el impacto de los litigios judiciales en los procesos de deuda, texto que en buena parte analiza el caso de nuestro país.

"Sí sabemos que las decisiones de la justicia neoyorquina podrían agudizar" los litigios judiciales de deuda, pero la real dimensión de ese impacto "aún no está clara", dijo.

Sí subrayó la necesidad de que se acepten sus sugerencias para perfeccionar los contratos de emisión de deuda, para evitar consecuencias como las que hoy experimenta nuestro país, de modo de limitar el poder de los llamados fondos buitre en juicios pero, al mismo tiempo, dando seguridad y consistencia jurídica a las renegociaciones.

En la misma ocasión se expresaron dudas sobre el futuro impacto que pueda tener la eventual redacción de un convenio de deuda en Naciones Unidas, como impulsó la Argentina.

"Por lo que hemos sondeado, parece que hay interés mayor en trabajar más en las modificaciones que hemos sugerido que en un abordaje basado en una convención, como sería el caso de Naciones Unidas", opinó Hagan. Algunos países, entre ellos, Kazajstan, ya dieron pasos en ese sentido con su deuda, ejemplificó.

En la asamblea del Fondo que empieza esta semana aquí habrá un amplio debate sobre la cuestión. "No me extrañaría que hubiera referencias al proyecto de Naciones Unidas", dijo Hagan.

La Nación - 6 de octubre de 2014