Dispuestos a dialogar

Cristian Carrillo
Desde la UIA y los principales bancos y financieras se mostraron abiertos a discutir medidas con el Gobierno. Negaron que estén en agenda pedidos de endeudamiento y devaluación.

Referentes del sector empresario y bancario recibieron con beneplácito la convocatoria que realizó la presidenta Cristina Fernández a una discusión sobre temas económicos que incluya también a los dirigentes sindicales. “Que vengan los bancos, la UIA y la CGT, pero para discutir las cosas que tengamos que discutir en serio, con todos en la mesa. Porque cuando se toma una medida en la economía, ésta termina repercutiendo en todos los sectores”, exhortó la mandataria durante un acto en el predio de Tecnópolis (ver aparte). La Presidenta se refirió a expresiones mediáticas sobre la necesidad de una mayor devaluación y endeudamiento en el exterior, que descartó de plano. En ese contexto pidió a los “dueños de la pelota” discutir estos temas. Desde la Unión Industrial y principales entidades financieras rechazaron que esté en agenda un pedido para acelerar la devaluación o endeudarse y aseguraron que mantienen un diálogo fluido con el Gobierno.

“Vamos a reunirnos con la Unión Industrial para ver qué proponen, cuáles son los beneficios que reciben desde la promoción (industrial) pasando por los subsidios”, señaló CFK. El presidente de la UIA, Héctor Méndez, consideró positivo el llamado al diálogo: “La Presidenta sabe que cuando algo no me gusta lo digo, pero siempre respondió abriendo las puertas para dialogar. Por eso la convocatoria no es una novedad, sino una continuidad”. “No sé cuál pueda ser el motivo de esta mesa en particular, pero siempre va a contar con nosotros”, agregó el dirigente fabril en diálogo con este diario. El empresario plástico detalló que en la agenda de la UIA “nunca estuvo incluido el tipo de cambio”. “El tipo de cambio es una herramienta de competitividad, pero no es la competitividad”, dijo Méndez, quien detalló otros puntos a discutir de índole fiscal. “Pero está claro que un gobierno hace lo que puede y no todo lo que quiere”, dijo y reiteró que el diálogo con la Presidenta o sus interlocutores es “de todos los días”.

CFK también se refirió a los banqueros: “Quiero convocar a un debate en serio, pero con los sectores, con la Asociación de Bancos, con la que conduce el banquero Jorge Brito por ejemplo, a ver qué es lo que quieren hacer con las finanzas del país”.

“La Asociación de Bancos Argentinos (Adeba) recibe con beneplácito la convocatoria de la Presidenta para continuar el diálogo con los sectores de la vida nacional a efectos de seguir adelante con el proceso de desarrollo con inclusión que el país viene recorriendo”, señaló la entidad en un comunicado enviado anoche. “Adeba tiene la mejor disposición ante esta iniciativa, en el entendimiento de que es el camino más apto para mejorar la competitividad de la economía en general, y para disipar las tensiones que son propias de los procesos de crecimiento”, agregó.

Por separado, los bancos adelantaron su adhesión a la convocatoria. Desde el Banco Galicia –que integra Adeba– remarcaron que “todo lo que sea diálogo con la Presidenta siempre es productivo”. “No nos metemos en temas coyunturales, que hacen a las decisiones de política económica, pero estamos dispuestos a brindar nuestra ayuda a la economía y al modelo”, señaló a Página/12 una fuente de la entidad. El directivo rechazó que desde el sector se pida devaluación, ya que la historia de 2001 evidencia que sería un “desastre”. “Habría corrida cambiaria y bancaria”, alertó. La fuente estimó “un 2014 difícil por la caída en el precio de los commodities”, pero coincidió en dejar de ser sojadependientes e industrializar productos agropecuarios. “Argentina va a crecer, y el único techo es el tema energético”, estimó.

Pese a la rentabilidad record que exhibe el sector, los banqueros siguen reclamando por un incremento en los costos, producto de mayores regulaciones, como en el caso de las comisiones. “La rentabilidad sigue a buen nivel, aunque habría que discutir el tema de las líneas productivas y los límites a las comisiones”, adelantaron desde el Santander. La fuente del banco sostuvo que estas medidas impactarán en los números del tercer trimestre, pero en los balances compensarán la mejora en la actividad económica, vía consumo, y el pago de aguinaldos. “Los bancos no pidieron financiamiento ni salir a tomar deuda externa. La convocatoria es buena para dialogar y buscar propuestas. El banco lo hace habitualmente con los reguladores, como el Ministerio de Economía y Banco Central”, dijo el directivo del Santander.

El presidente del Credicoop, Carlos Heller, expresó que le “encantaría participar de un debate serio” con todos los referentes del sector bancario. “Seguramente tendré mis diferencias con ellos, como por ejemplo el tema de contar con una mayor regulación del sector en líneas productivas y comisiones”, afirmó a este diario el autor del proyecto de reforma para la ley de entidades financieras. “No tenemos problemas de costos, lo que existe es un límite a la rentabilidad que pretenden algunos actores del sector”, sentenció. Heller rechazó además cualquier iniciativa que apunte a “un mayor endeudamiento”.

Página/12 - 15 de agosto de 2013