COPYME: experiencia para recordar

Juan Carlos Amigo*

Las siglas denominan a la Corporación para el Desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa, ente del cual Rafael Kohanoff estuvo al frente en sus inicios. Los orígenes de este organismo, los principales actores, su papel son puntos claves de este artículo.

En nuestra revista Realidad Económica N° 242 se reproduce el trabajo de Rafael Kohanoff, “La constitución de COPYME”. El mensaje del Poder Ejecutivo, el proyecto de ley, la ley N° 20.568 y su estatuto se pueden consultar en archivo adjunto (anexo).

Las micro, pequeñas y medianas empresas representan un sector decisivo en la conformación del tejido económico y social de la Argentina. Las cifras que lo demuestran han sido reiteradamente expuestas en los discursos, tanto por parte de los gobiernos como de las entidades gremiales empresarias e investigadores. En momentos en que se convoca a la conformación de otro pacto social resulta conveniente recordar algunas experiencias históricas. El 7 de diciembre de 1972, ante «la agudización de la dependencia externa y el estrangulamiento del desarrollo nacional autónomo e integral» y «el desaliento de la pequeña y mediana empresa nacional», los principales partidos políticos, la CGT y la CGE, firmaron un documento de coincidencias programáticas. El trabajo destacaba el papel esencial de las pymes para el desarrollo económico y disponía «crear y poner en funcionamiento la Corporación para el fomento de las pequeñas y medianas empresas». La aspiración se concretó con el gobierno constitucional que asumió el 25 de mayo de 1973 y durante la gestión de José Ber Gelbard como ministro de Economía, quien designó a Rafael Kohanoff al frente del organismo recién creado, que era un ente descentralizado y autárquico. La Corporación disponía para su funcionamiento del Fondo Nacional para el Desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa. Desde entonces y hasta ahora «ningún organismo pyme tuvo –ni tiene– fondos propios para moverse». La actuación de Copyme fue combatida por los grandes grupos industriales, en especial los vinculados con Martínez de Hoz. Sería demasiada extenso destacar los logros y dificultades de Copyme. Como una evidencia desde la negativa valga mencionar que en 1977 la Comisión de Asesoramiento Legislativo de la dictadura (CAL) dio ingreso a un proyecto del Poder Ejecutivo que propiciaba la derogación de la ley 20.568, que dispuso la creación de la Corporación para el Desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa. La iniciativa fue calificada como de «significativa trascendencia» por el plenario militar. El resultado fue la disolución del organismo. Igual destino tuvieron otras destacadas creaciones institucionales nacidas a mediados de 1973.

* Economista. Director de nuestra revista Realidad Económica

 

Acción Digital - N° 1023