Comunicado de la AGD - Económicas: repudio a Phelps

“Congreso de Economía” en la UBA: no puede venir Milton Friedman, pero el decano lo trae a Phelps.
La Asociación Gremial de Docentes de la Facultad de Ciencias Económicas(AGD-ECONOMICAS) de la UBA pone su mirada en el Primer Congreso Internacional de Ciencias Económicas organizado por la casa mayor de estudios. La Asociación Gremial manifiesta su rechazo a la invitación cursada a al premio Nóbel de Economía Edmund Phelps. Milton Friedman, la tasa natural de desempleo, la promesa de nuevos vientos en la UBA y el porque del rechazo a Phelps son algunos de los complejos elementos que se entrelazan en este comunicado. Autor: [b][color=336600]Asociación Gremial de Docentes de Ciencias Económicas[/color][/b] [size=xx-small][b]Artículos relacionados:[/b] .A propósito de Edmund Phelps, honoris causa y Premio Nóbel / Rolando Astarita[/size]

Entre el 28 y 31 de mayo próximos, se llevará a cabo en nuestra facultad el “Primer Congreso Internacional de Economía” (Econ 2007), organizado por las nuevas autoridades de esta casa. El decano Barbieri, no deja de repetir a toda persona dispuesta a escucharlo, que el economista “estrella” invitado por la UBA es Edmund Phelps.

¿Quién es Edmund Phelps?. Junto con Milton Friedman, Phelps fue el “descubridor”, en los años sesenta, de la teoría de la “tasa natural de desempleo”. ¿En qué consiste esta “tasa natural de desempleo”?. Como todo el mundo sabe, las economías capitalistas se desenvuelven con una determinada cantidad de desocupación. Según Friedman y Phelps, la desocupación es atribuible, en gran parte, a dos cuestiones. Por un lado, muchos desempleados “eligen” estar en esa condición por cuanto optan por “dedicarse” full-time a la búsqueda de trabajos de mayor calidad. Por otro lado, esa desocupación también está influida por la existencia de “fricciones” en la economía, como son los convenios colectivos, los sindicatos o salarios mínimos demasiado elevados, que distorsionan el funcionamiento normal del sistema. En una palabra, la desocupación de los países es poco menos que algo voluntario.

Ni Friedman ni Phelps precisaron nunca cuál es el valor concreto de esa “tasa natural”, pero sus seguidores opinan que puede estar, según las circunstancias, entre el 4% y el 6% de la población económicamente activa. Esto significa que cualquier política estatal tendiente a reducir esa “tasa natural de desempleo” conducirá a aumentar la inflación, a desmanejos económicos y a sembrar desconfianza entre los inversores y los acreedores de la deuda externa.

Por lo demás, desde la década del setenta, estas ideas recorrieron América Latina de la mano de gobiernos civiles y militares y se tradujeron en políticas recesivas que condujeron a la miseria generalizada. Aún cuando muchas de estas teorías neoliberales cayeron en descrédito después de la crisis de fines de los noventa, todavía hoy muchos las sostienen con entusiasmo. Sobre todo, porque ven la necesidad de continuar pagando la deuda externa, sin “desbordes” inflacionarios.

¿Qué explicación tiene el decano Barbieri para invitar a un retrógrado como Phelps para que venga a Económicas a repetir sus argumentos sobre la “tasa natural”?. ¿Acaso considera que esas ideas son aptas para la Argentina? Y si lo trae para exponer alguna otra teoría brillante, ¿cuál es, concretamente, esa otra teoría? Al asumir el decanato un año atrás, Barbieri prometió traer nuevos vientos a la carrera de economía de la UBA, sin especificar bien de qué se trataba. Ahora sabemos cuáles son esos nuevos vientos.

Fuente: Asociación Gremial de Docentes de Ciencias Económicas – 05.06.2007