Arturo Sampay

Juan Carlos Amigo
El próximo 26 de julio se cumplirán 100 años del nacimiento de Arturo Enrique Sampay, eminente jurista, pensador y militante político argentino. Nació en Concordia, provincia de Entre Ríos, cursó sus estudios primarios y luego los secundarios en el reconocido Colegio Nacional de Concepción del Uruguay. De allí pasó a la Facultad de Ciencias Jurídicas de La Plata donde se recibió de abogado en 1932. Nunca olvidó su patria chica aunque fue un platense por adopción. Completó su formación académica en Zurich, Milán y París, donde profundizó sus inquietudes sobre derecho público, filosofía del derecho y orígenes del capitalismo.

Su obra abarca, entre otros títulos, La crisis del Estado de derecho liberal burgués (1942), Introducción a la teoría del Estado (1951), Ideas para la revolución de nuestro tiempo en Argentina (1968), Constitución y pueblo (1973) y Las Constituciones de la Argentina 1810/1972 (1975).
Como expresa su discípulo Alberto González Arzac, Sampay fue el pensador argentino más profundo de las ciencias políticas. Sus obras trascendieron los límites de la patria para ser editadas y estudiadas en otras naciones.
El sobresaliente pensador no excluyó al político que no desdeñó nunca la lucha de ideas. Se recuerda su brillante desempeño como miembro informante en la Convención que sancionó la Constitución de 1949, a la que aportó las bases del constitucionalismo social y de una patria soberana en especial a través del artículo 40 del que fue mentor.
En la década de los 70 se incorporó al Instituto Argentino para el Desarrollo Económico (IADE) del que fue presidente y primer director de de la revista Realidad Económica, desde 1970 hasta su fallecimiento en 1977. En la mencionada publicación halló cabida su trabajo póstumo, La legitimidad de la Constitución, en el cual quedan planteados las bases e instrumentos para obtener una sociedad justa, no sólo en el orden interno de cada Estado, sino también en la convivencia de todos ellos en el ámbito internacional.

Artículo publicado en Revista Acción- Primera quincena julio 2011