Acerca de la experiencia de concesión de los ferrocarriles metropolitanos de Buenos Aires

El devenir de los ferrocarriles metropolitanos de Buenos Aires es una fuente interesante para análisis y reflexiones. Siendo una de las redes pioneras de Latinoamérica (apenas diferida respecto de las europeas) y una de las de mayor extensión, su historia acumula una vasta experiencia, apreciable también para otras ciudades. El modelo de gestión registró sucesivos vaivenes entre su gestión por empresas privadas y públicas. La modalidad de concesión a empresas privadas adoptada en los años noventa fue singular y un caso de referencia internacional. El debate sobre los modelos de gestión ferroviaria aún sigue abierto, tanto a nivel nacional como internacional.

30 años después

Hace unos años, recordando el regreso de la democracia en 1983, reviví la inmersión en la multitud que aquel 10 de diciembre fue a saludar la asunción de Raúl Alfonsín en la Plaza de Mayo. 1983 fue un año inédito en la inmersión en multitudes. La primavera democrática reinstaló los cuerpos en las calles. Nunca más hubo cierres de campaña como los de aquel año, con millones de personas atestando la 9 de Julio, ni una asunción tan celebrada por ganadores y perdedores. ¿Qué sabíamos de la democracia? Muchos, apenas, que no era la dictadura. Eso alcanzaba para escupir tantas almas al espacio público, durante tantos años vedado y tutelado.

“Siempre es saludable”

La convocatoria de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner fue bien recibida por los representantes de la CGT. “Ya tenemos un espacio para discutir con el gobierno nacional, pero siempre que se abren espacios para debatir es saludable”, señaló a Página/12 un dirigente de la CGT oficial apenas pasadas unas horas del discurso presidencial. Los referentes de la organización gremial salieron a defender el modelo iniciado en 2003 por Néstor Kirchner, pero “hay que intentar mejorar el resultado” en octubre como señaló el secretario general de Smata, Ricardo Pignanelli.

Acto de lanzamiento del programa Agrovalor

Gracias, muchas gracias.

Muy bienvenidos todos los alumnos de las escuelas Agropecuarias que han venido de las distintas provincias del país. Gracias a los gobernadores que los han acompañado.

Y la primera reflexión: algunos nos hablan de futuro, y yo les digo que el futuro hoy está acá, presente, con todos esos jóvenes. Si esto no es futuro, el futuro dónde está, por favor.

Y hablo de futuro. ¿Saben por qué podemos hablar de futuro desde este espacio político? Porque tenemos atrás los 10 años que sirven para que haya futuro en la Argentina. Sin lo que hicimos en estos diez años, no hay futuro en la Argentina.

Homenaje a Fanny Edelman

A continuación reeditamos, en su memoria, el discurso de Fanny Edelman en el Teatro Nacional Cervantes, el 24 de noviembre de 2010, con motivo de la celebración del centésimo aniversario de su nacimiento.

Sabiduría, sin duda, coherencia escapándosele hasta por la tranquilidad de su mirada, elocuencia palabra tras palabra, emoción propia y de quienes la rodearon, fueron algunas de las muchas nobles impresiones que tornasolaron las elegantes instalaciones del Teatro Nacional Cervantes cuando Fanny Edelman, presidenta del Partido Comunista argentino recibió un merecido homenaje, a sala colmada, a su vastísima e impecable trayectoria intelectual y política. El encuentro fue una iniciativa de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (Apdh), a la que pronto se sumaron más organizaciones. Entre otras, estuvieron presentes en el dispositivo de la fiesta, el propio Partido Comunista, el Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidardad, el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini y la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Zona Norte. Tanta es la vida vivida por Fanny en servicio de la cultura de izquierda militante que las organizaciones de luchas populares no quisieron dejar de estar presentes. Además de los citados organizadores estuvo el sostén de otras figuras, individuales o colectivas, de la política nacional para honrar a Fanny.

Inseguridad, estadísticas y medios

De la inseguridad se dice que es una percepción, una sensación o un sentimiento. Como todos son fenómenos subjetivos, algunos políticos y periodistas creen que al situar el problema en esa dimensión se lo degrada, se le quita realidad, relevancia. En consecuencia, para demostrar que la inseguridad es un hecho objetivo apelan a la mostración de las víctimas y sus familiares o a testimonios en los que se cree ciegamente (por lo menos hasta el caso Nicole Neumann). No hay hecho objetivo más contundente que el sufrimiento y la muerte mostrados por televisión.

Fallecimiento de Elena Chiozza

El Instituto Argentino para el Desarrollo Económico y su revista Realidad Económica adhieren al duelo por el fallecimiento de la prestigiosa Elena Chiozza quien estuvo vinculada con nuestra institución.
Publicamos a continuación una nota del Centro de Estudios Alexander von Humboldt con respecto a este lamentable deceso.

Ayer 8 de enero de 2011, a los 91 años de edad, falleció en Buenos Aires la Prof. Elena Chiozza, quien hasta seis meses atrás continuara su actividad académica en la Universidad Nacional de Luján.

Elena, quien fuera partícipe y directora de obras como "La Argentina. Suma de Geografía", "El País de los Argentinos" y del "Atlas Total de la República Argentina", entre otras destacadas publicaciones, recibió el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Luján y de la Universidad Nacional del Comahue, Argentina; y el Centro de Estudios Alexander von Humboldt la nombró Miembro Honorario.

Su espíritu de trabajo permanente y sus claras ideas, la han convertido en un verdadero ejemplo para las nuevas generaciones de geógrafos.

Centro Humboldt

La razón golpista

En la década del ’30, Curzio Malaparte escribió un libro ingenioso pero abusivo: Técnica del golpe de Estado. Estudiaba de un modo atrevido la captura de los dispositivos de gobierno por parte de un pequeño núcleo de especialistas. El golpe de Estado era en esencia un hecho de naturaleza técnica. Malaparte (evidentemente, un seudónimo mordaz) tomaba a León Trotsky como uno de sus variados modelos. Pero en su largo periplo hacia el exilio mexicano, el sutil revolucionario ruso lee ese libro y rechaza sus premisas. La revolución, conjetura con razón, no es cuestión de un pequeño puñado de técnicos, sino de clases sociales y relaciones de clase.