Un Nobel pide un Nobel

Julián Blejmar


"El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel ha iniciado junto al teólogo brasileño Leonardo Boff una campaña para que este mismo premio sea entregado Luiz Inacio Lula da Silva.

La iniciativa, difundida por la plataforma Change.org (https://www.change.org/p/premio-nobel-de-la-paz-para-lula-da-silva-pr%C3%AAmio-nobel-da-paz-a-lula-da-silva-nobel-peace-prize-to-lula-da-silva-friedensnobelpreis-an-lula-da-silva-premio-nobel-per-la-pace-a-lula-da-silva) lleva recolectadas en pocos días más de 215.000 firmas a lo largo del mundo, las cuales serán entregadas tanto al Comité Nobel Noruego, como a otros ganadores del Premio Nobel, Jueces de la Corte Penal Internacional, Miembros del Instituto de Derecho Internacional, legisladores, ministros y académicos. Consultado por este medio, Esquivel sostiene que “Conozco a Lula hace más de cuarenta años, desde que era dirigente sindical en San Pablo, en donde ya pensaba en un partido de trabajadores, lo que luego sería el PT. Y él llegó a la  presidencia prometiendo "hambre cero”, lo que cumplió con sus políticas sociales y públicas, ya que sacó del hambre y la pobreza extrema a 36 millones de brasileros, algo que nadie había logrado hasta el momento. Y si tenemos en cuenta que el hambre es un crimen, él se merece sin duda alguna el Nobel de la Paz, por haber evitado el crimen de 36 millones de brasileros. Porque además les dio dignidad, educación, salud, condiciones de vida, todo lo cual permitió que esa gente comenzase a reconocerse como personas y como ciudadanos, antes que como marginados sociales.

Premio Nobel de la Paz para Lula Da Silva / Prêmio Nobel da Paz a Lula Da Silva / Nobel Peace Prize to Lula Da Silva / Friedensnobelpreis an Lula Da Silva / Premio Nobel per la pace a Lula Da Silva

Puntualmente en relación a la causa judicial por la que está preso ¿Cree en su inocencia?

Absolutamente. Hace un mes estuve con él y con abogados y juristas vinculados a la causa, quienes me demostraron que no hay escritura ni papel alguno que certifique la propiedad del dúplex en condición de soborno por el que se lo acusa, como tampoco prueba alguna de que lo habitara. Entonces, ¿en que se basa el juez Moro para acusarlo? En la declaración de un delincuente preso por corrupción, que mediante ese testimonio podía reducir su condena.

¿Ese testimonio es solo una débil causa o bien la excusa de la que se vale Moro para encarcelar a Lula?

Claramente Lula es un preso político, con los 12 años y dos meses de prisión que recibió, esa cárcel lo condena a muerte, porque no nos olvidemos que tiene 72 años. Lo que sucede es que lo necesitan sacar del medio, porque si se presenta a elecciones, saben que gana, y de ser así se modifica radicalmente el panorama latinoamericano, cambia todo el continente. En realidad, este proceso viene con una política desarrollada desde los Estados Unidos, que se inicia con el derrocamiento de Manuel Zelaya en Honduras y con la fuerte represión que sigue allí hasta hoy, luego con Fernando Lugo en Paraguay y con Dilma Rousseff, a quien la derrocan por un cuestión contable o técnica, pues no le pudieron encontrar nada ilegal, y llega hasta Lula.

No mencionó el pedido de desafuero contra Cristina Kirchner ¿Es parte de esta avanzada contra líderes populares?

Yo he sido un fuerte crítico del gobierno de Cristina, pero reconozco que ella desarrolló políticas sociales, trabajó mucho para la Asignación Universal por Hijo, para generar condiciones de vida dignas en los sectores más postergados, e intentó una ley de Medios que no pudo poner en práctica como correspondía, entre otras cuestiones importantes. Así que sí, la incluyo en esta lista de perseguidos políticos.

¿Advierte algún patrón?

Durante las dictaduras la lucha era contra el comunismo internacional, después fue contra la subversión, luego el terrorismo y el narcotráfico. Ahora es contra la corrupción, pero siempre está esa búsqueda del enemigo, sobre todo interno, que permite arrasar con todo. Y este gobierno está arrasando con todo lo que hizo el anterior, y quien destruye no construye.

Mencionó a Estados Unidos. ¿Considera que existe un nuevo Plan Cóndor?

No sé si es un Plan Cóndor, pero sí que hay un plan de dominación, de búsqueda de sometimiento de los Estados y de marginación de dos terceras partes de la población latinoamericana, para lograr la entrega de los recursos y de la soberanía para los grandes capitales extranjeros. Y ahí está la política de Estados Unidos para América Latina, la mano del Departamento de Estado, al igual que en las guerras de Medio Oriente. 

¿Qué continuidades y rupturas plantea el gobierno de Mauricio Macri con la democracia argentina?

El de Macri es un gobierno que le hace perder al pueblo argentino sus derechos ciudadanos, y se va afirmando así un gobierno autoritario, donde el pueblo queda marginado en todos los órdenes, pues su proyecto neoliberal es solo para una determinada clase social, y el resto mayoritario sencillamente no le interesa. El privilegia el capital financiero por sobre la vida de las personas, y esto resulta muy complejo de llevar adelante en una democracia, así que me inclino por la definición del gobierno macrista como la de un gobierno autoritario. Y junto con Leonardo Boff recientemente denunciamos que la democracia está en peligro, en muy serio riesgo, pero nos referimos a una situación que incluye pero excede lo local, ya que es continental, por lo que hay que tener mucho cuidado, se vienen tiempos muy difíciles.