Revisionismo Histórico Constitucional, Proyecto Nacional y Constitución

Jorge Francisco Cholvis - Especial portal IADE
Profundizar el debate acerca del proceso constitucional. La Constitución global es el modo de ser y de obrar que adopta la comunidad política en el acto de crearse, de recrearse o de reformarse . Se debe tener presente que la Constitución es la ordenación de los poderes gubernativos de una comunidad política, de cómo están distribuidas las funciones de tales poderes, de cuál es el sector social dominante en la comunidad política y de cuál es el fin asignado a la comunidad por ese sector social dominante. Instituye los órganos de gobierno que consolidan y desarrollan el poder del sector social predominante y le imprime coactivilidad jurídica al fin que dicho sector impone a los actos sociales, de todos los miembros de la comunidad . Como expresaba Sampay, establece “los medios preferidos por un Estado concreto para alcanzar su fin" . La Constitución es, ciertamente, una estructura multidimensional: cultural-económica en la base (Constitución real) y jurídico-institucional en el vértice (Constitución formal) . Por ende, se sabe que la Constitución jurídica o escrita fija en un acta solemne las instituciones destinadas a que perdure y se desenvuelva la Constitución real: “es la legalización de la Constitución real”.

En la segunda mitad del siglo XIX cuando los sectores populares en el mundo europeo principiaban a concientizarse sobre su poderío y a estimar que su interés residía en el progreso de la justicia, y que este progreso era históricamente posible, es cuando Ferdinand Lassalle, que como expresa Sampay, poseía la claridad conceptual de los clásicos y un profundo conocimiento de la sabiduría griega, restableció la definición aristotélica de Constitución, y la ciencia política recuperó el concepto cabal de Constitución. Después que Lassalle restauró el concepto aristotélico de Constitución real, en su célebre conferencia “Sobre la esencia de la Constitución”, realizada a fines de 1862 ante varias agrupaciones políticas de Berlín, fue admitido por la Ciencia Política contemporánea en mérito a la verdad que contiene.