El reino del absurdo

En los últimos días dos temas han sido motivo de atención pública. El primero fueron los visitantes en el “Boca-River” (o “River-Boca”, soy de Racing). El segundo fue lo del “país libre y que el que quiere se arme” de la ministra.

La mujer ahí

 

Patricia Bullrich es la mano más dura del gobierno de Mauricio Macri que a la vez la protege como a un bien preciado. De origen aristocrático y juventud rebelde, la ministra de Seguridad exuda el desprecio de los conquistadores por los pueblos expropiados y habla tan bien el lenguaje del racismo que no duda en justificar la represión y el asesinato de Rafael Nahuel diciendo que ahora “vamos a cuidar a los argentinos que viven en el sur”.