“Pasamos del Estado neoliberal al Estado nacional”

Aldo Ferrer
APYME participó el lunes 6 de julio en una jornada de debate de la Convocatoria Económica y Social por la Argentina, que tuvo como principal orador al economista Aldo Ferrer, presentado por el titular del BCRA, Alejandro Vanoli.

Estuvieron presentes en la jornada los diputados Héctor Recalde, Juan Carlos Junio, Ricardo Rouvier, el ex canciller Jorge Taiana, el director de la Biblioteca Nacional Horacio González y el integrante de Carta Abierta Eduardo Jozami, junto con otros referentes de los distintos espacios que conforman la Convocatoria, entre ellos los del ENAC (Empresariado Nacional), que integra APYME. Representaron a la entidad por la Comisión directiva Nacional Néstor Callegari (presidente de la Delegación Buenos Aires de APYME) y el gerente general Roberto Ratti Merchante.

La exposición de Aldo Ferrer tuvo como eje la relación entre crecimiento y justicia social. El economista señaló que “en estos años salimos del Estado neoliberal para pasar al Estado nacional, y esto es una condición indispensable para movilizar los recursos en favor del crecimiento y la justicia social”, y sugirió no perder de vista la convergencia entre estos logros y el crecimiento. Subrayó el rol de la creación de empleo como “núcleo de la política redistributiva”, pero también asignó importancia fundamental a la oferta suficiente de bienes públicos, como salud, educación, servicios sanitarios y habitacionales.

Ferrer destacó que “la independencia política que ha logrado el Estado nacional de los poderes fácticos en Argentina alcanza un nivel que no tiene igual en el resto de América latina”, lo cual coloca al país “en el mejor momento de nuestra historia contemporánea para enfrentar los nuevos desafíos”.

En cuanto al contexto mundial, explicó que “durante cinco siglos dependimos de un control absoluto del poder centralizado en el Atlántico Norte (Estados Unidos y Europa), pero esto cambió; hoy aparecen nuevos actores, un mundo multipolar, en el que un Estado nacional con alto grado de independencia se permite tratar con esos distintos actores. La crisis internacional arrastró consigo la pérdida de credibilidad neoliberal, y esto abre nuevas posibilidades, nuevos desafíos, en un escenario mucho más provisorio que el que Argentina pueda haber encontrado nunca antes”.

Sin embrago, advirtió que Argentina sigue presentando problemas en su estructura productiva, en gran medida en manos extranjeras, y con procesos de sustitución de importaciones incompletos. “El compre nacional es quizás el instrumento más poderoso de política industrial”, ejemplificó, en referencia a la insuficiente utilización de herramientas existentes.

La disertación de Ferrer fue la base para la intervención de varios participantes que hicieron eje en el futuro del proyecto nacional de desarrollo inclusivo en el marco del año electoral.

Alejandro Vanoli se refirió a la negativa mayoritaria del pueblo griego contra el ajuste que buscan imponerle los organismos internacionales para sostener el euro. “Los argentinos estamos doctorados en que el camino no es el de la entrega y el ajuste”, afirmó. El funcionario trazó un paralelo con nuestro país en relación con las próximas elecciones presidenciales, al evaluar que al igual que en Europa se afronta la opción de “entre un modelo que aumente la densidad nacional o el del ajuste y la restauración regresiva”.

Héctor Recalde destacó el fortalecimiento de las políticas redistributivas como la Asignación Universal por Hijo, junto a la necesidad de enfrentar y “afectar a los núcleos de concentración, muchos de ellos extranjeros”. También hizo mención del marco institucional en nuestro país, donde se asiste a hechos de “politización de la Justicia y judicialización de la política, lo que afecta la soberanía popular”.

Juan Carlos Junio remarcó la necesidad de "defender lo logrado en materia de políticas de crecimiento con justicia social, empleo y distribución de la riqueza para avanzar en las transformaciones que operen sobre la herencia de la dictadura y los ’90, lo que significa continuar revirtiendo estructuras de concentración, extranjerización y dependencia”. También subrayó la importancia de continuar avanzando en la integración continental.

En este aspecto hizo hincapié Jorge Taiana, quien señaló la oportunidad actual de alcanzar el "desarrollo integrado”, para lo cual es fundamental “decir no a la integración con el mundo subordinada a la potencia hegemónica, el capital financiero y la especulación”. En este sentido recordó los diez años del rechazo del ALCA.

Por su parte Horacio Gonzáles retomó el concepto de “densidad nacional” de Aldo Ferrer (que se refiere a la capacidad de ahorro y la integración del valor local) para agregar el factor cultural, sobre la base de un enfoque de “humanismo crítico” desde el cual afrontar las problemáticas tratadas en el marco de las disputas por el proyecto de país.

APYME - 8 de julio de 2015