La UBA no tendrá a Alterini como rector

Javier Lorca

Desgastado por el rechazo a su figura y ante las diferencias que surgían en el bloque que lo postulaba, Alterini dio un paso al costado. Hasta que se puedan elegir autoridades, la UBA seguirá al mando del decano de mayor edad.

Por Javier Lorca
Fuente: Página 12

Atilio Alterini declinó su candidatura al rectorado de la Universidad de Buenos Aires. La decisión se confirmó anoche, tras una jornada que multiplicó las reuniones de decanos y consejeros del bloque de radicales, peronistas y aliados. "Alterini forma parte de un grupo que tiene un proyecto para la universidad y, como sintió que se estaba poniendo en riesgo ese proyecto, puso en manos del grupo la decisión de buscar un candidato alternativo", comentó a Página/12 uno de sus colaboradores más cercanos. Sin embargo, dentro del mismo bloque mayoritario se hacían lecturas divergentes: "La situación ya era insostenible y los decanos le iban a pedir que se baje. Y si no lo hacía, le iban a retirar públicamente su apoyo", confió otro dirigente. Por lo pronto, al frente de la UBA continuará el decano de mayor edad, Alfredo Buzzi.

Más allá de las interpretaciones, lo cierto es que a comienzos de abril pasado el decano de Derecho era el candidato puesto para suceder en el rectorado a Guillermo Jaim Etcheverry: contaba con unos 130 adherentes entre los 236 asambleístas, varios más de los necesarios para ganar en primera vuelta. Pero el sostenido rechazo estudiantil y de diversos organismos de derechos humanos a su paso como funcionario porteño durante la última dictadura, entre 1981 y 1983, fue debilitando su candidatura. Las protestas organizadas por la FUBA lograron suspender en cuatro oportunidades la realización de la asamblea universitaria y la eventual elección de Alterini, radical y profesor emérito de la universidad.

La declinación de su candidatura no sorprendió ayer. Casi que se veía venir durante el día.

Para elegir un vicerrector, hoy debía sesionar el Consejo Superior de la UBA. La sesión había sido convocada por quince consejeros del bloque de mayoría, contra la idea de Buzzi, decano a cargo del rectorado, quien pretendía abrir un compás de espera mientras se buscaba un acuerdo con los diversos sectores de la universidad. La FUBA ya había anunciado que se iba a movilizar al consejo y todo indicaba que, igual que hace una semana, la sesión terminaría suspendida. Por eso, la jornada empezó a definir su final en una reunión cerrada, mantenida por algunos decanos y consejeros del bloque (Psicología, Veterinarias, Medicina) con Osvaldo Devries, funcionario del Ministerio de Educación. La postura oficial, planteada públicamente por el ministro Daniel Filmus, era también la de buscar una salida negociada.

Tras la reunión, los decanos de Ciencias Económicas, Alberto Barbieri, Psicología, Sara Slapak, Veterinarias, Rubén Hallú, Farmacia y Bioquímica, Alberto Boveris, y Odontología, María Beatriz Guglielmotti, más los consejeros profesores Aníbal Franco -el candidato a ser elegido vicerrector- y Osvaldo Delgado, elevaron una nota a Buzzi solicitándole que hoy no sesionara el consejo. Consideraron que "no están dadas las condiciones para garantizar la seguridad" para las personas y la universidad, y le pidieron al decano de mayor edad "que haga uso de toda su sabiduría... y que en un plazo lo más acotado posible se puedan realizar las elecciones de autoridades". En diálogo con Página/12, Hallú explicó: "Queremos elegir a las autoridades legales y legítimas, pero no quisimos exponernos a una situación como la que vivimos la semana pasada, que encima agrava la imagen de la universidad".

De los decanos que días antes habían exigido la sesión del consejo, ayer modificaron su postura cinco. Los dos faltantes eran el de Ingeniería, Carlos Rosito -se dijo que estaba de acuerdo pero no presente en el momento de firmar-, y el mismo Alterini. Es que el decano de Derecho creía que el consejo debía intentar sesionar de todos modos. Luego, avanzada la tarde, envió una nota considerando también la necesidad de suspender la sesión. Pero para entonces ya estaba clara la diferencia dentro del bloque. Que se profundizaría luego, tras una nueva reunión de los decanos -sin Alterini- realizada en Ciencias Económicas.

El decano de Derecho tomó su decisión después de un acto celebrado frente al rectorado (ver aparte). "En las últimas horas hubo muchas presiones del Gobierno, incluso amenazas de intervención, y Alterini sintió que se estaba poniendo en riesgo un proyecto general, sobre todo porque el lunes se vencen los quince días de plazo que da el estatuto para convocar a la asamblea universitaria", explicó un colaborador del decano. "Ahora habrá que buscar un nuevo emergente que genere menos objeciones."

Anoche, confirmada ya la declinación de quien fue el principal candidato, los miembros del bloque mayoritario no se atrevían a sugerir posibles postulantes. Por ahora seguirá Buzzi como decano a cargo, aunque ya aseguró que quiere volver cuanto antes a su facultad, Medicina. El único nombre que se continuaba barajando era el de Aníbal Franco, ex decano de Veterinarias, peronista, uno de los fundadores del Grupo Calafate. Al menos hasta ayer, el acuerdo del bloque que integran radicales, peronistas y otros aliados de nueve facultades era designar a Franco como vicerrector. Las incógnitas abiertas ahora son varias. Algunos de los ejemplos que se oían a última hora: ¿habrá reacomodamientos dentro del bloque de mayoría, en sus propuestas y consensos, o sólo se cambiará un nombre? y ¿se aprovechará la crisis para avanzar en la reclamada democratización de la UBA?