La marcha del ajuste en el empleo público

Realidad Económica presentó un nuevo artículo en la Central de Trabajadores de la Argentina.

El Instituto Argentino para el Desarrollo Económico (IADE) y el Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA) realizaron conjuntamente la presentación del artículo de la revista Realidad Económica Empleo público: nivel, evolución y formas de contratación, de las autoras Ana Laura Fernández y Mariana González.

Con una mesa que se llevó a cabo en la sede de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), participaron también en la actividad el titular de la mencionada central obrera, Hugo Yasky, el secretario del IADE, Sergio Carpenter y el investigador Gabriel Martínez del Instituto Marina Vilte.

“El tema del empleo público es una cuestión que necesitamos abordarla desde la perspectiva del conocimiento y desentrañar la madeja de mentiras con que se intenta naturalizar, o incluso mostrar como una política virtuosa, la eliminación de una parte de los trabajadores del Estado”, dijo Yasky al abrir el panel que tuvo como uno de sus ejes el ajuste que impone el gobierno actual en el empleo público.

Por su parte, Carpenter, que moderó la mesa, manifestó la “doble satisfacción de poder tener un trabajo de calidad como el de Fernández y González y presentarlo en esta casa de los trabajadores, que le da cuerpo al proyecto alternativo de desarrollo de nuestro instituto y de la revista”.

Desarticular los argumentos oficiales

“Queríamos discutir los mitos que estuvieron circulando en relación al empleo público a partir de esta nueva administración que buscó instalar que los empleados públicos son muchos, que no están capacitados, en el marco además de una serie de despidos”, aclaró Fernández sobre la motivación de una investigación -publicada en el Nº 309 de Realidad Económica- que profundiza, entre otros aspectos, sobre la multiplicidad de formas de contratación del Estado y la caracterización del empleado público.

“Hay una gran heterogeneidad en las formas de contratación y distintos niveles de precariedad”, indicó Fernández al referirse a las modalidades de trabajadores de planta permanente, de planta transitoria y tercerizados. La investigadora repasó también las distintas transformaciones en el régimen laboral que afectaron al trabajador público y sostuvo que “la década del 90 se caracterizó por pérdidas de empleo en el sector privado y público y relaciones cada vez más precarizadas, mientras que en la década del 2000 esa situación se fue revirtiendo parcialmente”.

“¿Hubo un crecimiento descontrolado del sector público?”, se preguntó Mariana González al retomar los argumentos del gobierno nacional para justificar los recortes. “El empleo público creció durante el kirchnerismo al 5% por año. No hubo un crecimiento acelerado y estuvo acorde a lo que se venía creciendo. Las proporciones se mantienen y no se puede hablar de un crecimiento desmedido. En un periodo de expansión económica, el empleo público acompañó esa expansión, establemente”, sostuvo la coordinadora de CIFRA.

“Los despidos en 2016 no fueron para echar gente sino para recambiarla”, aseguró González quien subrayó que “volvieron a contratarse trabajadores, sumando más asalariados en el sector público que a fines de 2015.

Finalmente, Gabriel Martínez trazó un recorrido por los ajsutes impulsados en programas del área educativa y mencionó “estrategias” de recorte como la subejecución de partidas presupuestarias, los despidos y la licuación de los salarios. “Están pensando en un mecanismo de atar el gasto a la inflación”, reveló Martínez para explicar que el supuesto descenso en la inflación será un recurso para habilitar la reducción de los gastos y los porcentajes en las discusiones paritarias del sector trabajador.

“Los gastos en educación, cultura, ciencia y técnica, entre 2004 y 2015, crecieron de 3 puntos a 6 puntos del PBI. Desde 2016, ese crecimiento está bajando”, graficó finalmente Martínez en la CTA durante la presentación de Realidad Económica.