Institucionalización: la forma y el fondo

Eric Calcagno y Alfredo Eric Calcagno
Los medios de comunicación vuelcan sobre los desprevenidos espectadores, oyentes o lectores una continua avalancha de informaciones, que pueden ser verdaderas, falsas o deformadas; además, aparecen la exageración y la omisión. Para no atontarse o sofocarse dentro de ese magma de novedades y entender algo de los que ocurre, es indispensable clasificar y evaluar ese material. Ante todo –y en lo posible- debe distinguirse lo verdadero de lo falso, y separarse lo fundamental de lo accesorio. Es interesante realizar ese ejercicio con respecto a algunos temas de actualidad. Uno de ellos es la institucionalización. La institucionalización Uno de los eslóganes preferidos de la oposición es el reclamo por una mejor institucionalización. Las sociedades funcionan dentro de un marco institucional, con leyes y autoridades que fijan las reglas del juego mediante sistemas de premios y castigos. Afirman que cuanto mejor funcionen esas normas y organizaciones, más se respetarán los derechos humanos y sociales, y mejor será la calidad de vida. El problema que no plantean es que no debe confundirse la cuestión de la institucionalidad, que en esencia es formal, con sus contenidos de fondo, que son políticos.

Capítulo publicado en el libro "El resurgimiento argentino", por Eric Calcagno y Alfredo Eric Calcagno