Informe de coyuntura Nº 30

CIFRA


En el marco de una coyuntura sumamente crítica tanto desde el punto de vista económico como político, el gobierno ingresó en un marcado cortoplacismo pragmático con medidas que intentarán repetir la experiencia de la primavera de 2017.

La búsqueda de una tregua de precios en un conjunto acotado de productos, la expansión del crédito a jubilados y beneficiarios de la AUH, el freno parcial a los aumentos de tarifas, tienen como meta amortiguar los efectos de la profunda recesión en la que está inmersa la economía argentina. Sin embargo, no sólo su alcance eslimitado sino que esimprobable que se logre repetir la experiencia de 2017 en el marco de la crisis actual, las restricciones presupuestarias, las dificultades para estabilizar eltipo de cambio y el alza en lastasas de interés.  

Todo ello remite a la necesidad de evaluar la magnitud de la crisis actual en perspectiva. Una primera cuestión a señalar es que en el último trimestre de 2018 la caída del PIB alcanzó al 6,2%, mientras que en 2016 la mayor reducción fue del 3,9% en elsegundo trimestre. En ambos casosla recesión se concentró en lostres últimostrimestres, pero con una profundidad mucho mayor en 2018. No es un dato menor, a su vez, que entre ambos procesos recesivos hay una diferencia sustancial que tiene que ver con el numeroso cierre de empresas que se verificó en 2018. Tal es así que la reducción neta de empresas fue de 10.322 empresas en 2018, mientras que en 2016 esta disminuciónhabía alcanzado a 1.406 firmas.

> CONTINUAR LEYENDO Y DESCARGAR ARTICULO COMPLETO

 

Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA) - abril de 2019