Ideas para una reforma fiscal progresista

Vidal Llerenas Morales
La propuesta fiscal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) no siempre ha sido clara, por lo que es necesario discutir lo que, en mi opinión, debe ser la posición del partido sobre el tema. Primero, brevemente, el PRD es un partido de centro-izquierda que, por lo tanto, busca reducir las brechas de desigualdad en términos de ingresos y oportunidades. En una sociedad democrática esto se logra por medio de un Estado que cobra impuestos, de preferencia progresivos, y luego los gasta de manera eficiente en programas también progresivos. Eso nos lleva a la elemental conclusión de que deben ser los impuestos sobre la renta y la propiedad la base de una política fiscal redistributiva.

También parto del hecho de que el Estado no puede reducir las brechas de desigualdad si capta el 11% del producto en impuestos y sus ingresos son de poco más de 20%. Tampoco parece razonable que la recolección se concentre en el gobierno nacional, mientras que los locales, sin posibilidades de obtener mayores recursos, gasten, en general, con muy poca transparencia y control. Gobiernos nacionales y locales ejercen recursos que no son evaluados, por lo que la presupuestación no tiene que ver con los resultados.

Revista Nueva Sociedad - Noviembre 2012