Francia entregó las pruebas con las que condenó a Astiz

Fuente: Clarín

El Gobierno recibió los documentos y testimonios que sustentaron en París la condena a perpetua en ausencia contra el ex represor por la desaparición de las monjas Domon y Duquet. El expediente será enviado mañana a la Justicia.

Dos años después de presentar el reclamo, el Gobierno recibió hoy las evidencias que sustentaron la condena a reclusión perpetua dictada en Francia contra el ex represor Alfredo Astiz por el secuestro y desaparición de las religiosas Leonnie Duquet y Alice Domon.

El voluminoso expediente con las pruebas testimoniales y documentales reunidas contra Astiz será remitido mañana al juez federal Sergio Torres, quien investiga los delitos cometidos en la última dictadura en la ESMA y quedaría en condiciones de presentar la acusación contra el ex marino ante un Tribunal Oral.

El legajo fue remitido desde París a Cancillería, cuyos voceros dijeron que la medida constituye "un fuerte respaldo de Francia a las instituciones argentinas".

De hecho, Francia puso a disposición del Gobierno y la Justicia un expediente de más de 2 mil fojas con declaraciones y documentos que, se descuenta, servirán como pruebas contra Astiz y, posiblemente, otros ex integrantes del aparato represivo de la Marina.

Torres había requerido colaboración a Francia hace dos años, cuando la anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida permitió la reapertura de los juicios por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura en la ESMA y el Primer Cuerpo de Ejército.

El canciller Jorge Taiana, que recibió las actuaciones de Francia este mediodía, dispuso enviar el material a Torres sin demora. Se trata de seis cuerpos de expedientes y anexos documentales.

Astiz fue condenado en ausencia en Francia, en 1990, por la desaparición de Duquet y Domon, dos monjas misioneras que en plena dictadura asistían espiritualmente a familiares de desaparecidos.

Francia nunca dejó de reclamar a la Argentina la extradición del ex capitán de navío para que purgue la pena dictada en su contra, pero saludó en agosto pasado la sorprendente identificación de los restos de Duquet, realizada aquí por el Equipo de Antropología Forense.

Duquet, nacida Charquemont, se radicó en Argentina para cumplir una misión religiosa por la cual en 1997, fue secuestrada en la parroquia San Pablo de Ramos Mejía, el 10 de diciembre de 1977, para ser alojada en la ESMA.

Astiz, en tanto, cumple prisión preventiva por delitos de lesa humanidad pero debido a que está enfermo de cáncer alterna sus días de arresto entre el Hospital Naval y una unidad de Prefectura Naval en Zárate.