El otro campo

Jornada sobre problemática agraria

 

El CCC Floreal Gorini fue el escenario de la sexta jornada «La problemática agraria en la Argentina», organizada por la Cátedra Horacio Giberti, la Secretaría de Extensión Universitaria y Bienestar Estudiantil (UBA), el Instituto de Geografía de la UBA y el Instituto Argentino para el Desarrollo Económico.

En este marco, el presidente de la Federación Agraria Argentina, Omar Príncipe, afirmó: «Estamos ante una crisis tremenda de los productores familiares. Por ese motivo, el movimiento cooperativo argentino se tiene que organizar para ser más eficiente. Tenemos que llegar al consumidor de forma directa, pero sin políticas claras no vamos a poder», dijo. Por su parte, Pedro Peretti, de la Agrupación Grito de Alcorta, consideró que es «un gran error hablar del campo como algo compacto, como si el productor familiar fuera lo mismo que un gran terrateniente». Oscar Solís, dirigente de la Federación de Cooperativas Federadas, propuso: «Hoy en nuestro país hay que apostar fuertemente a más capacitaciones, organización y comercialización». «El gobierno está haciendo una transferencia de bienes y capitales que perjudica a las economías familiares. Sus políticas condicionan la continuidad del sector», sostuvo Mabel Manzanal, directora del Programa de Estudios Regionales y Territoriales de la facultad de Filosofía y Letras de la UBA, en la presentación de la mesa «Perspectivas de la agricultura familiar ante la actual coyuntura económica en las regiones extrapampeanas». Allí, Deolinda Carrizo –dirigente del Movimiento Campesino de Santiago del Estero– dio a conocer la situación de los pueblos originarios en esa región: «Por todos los medios, tratamos de romper con la invisibilización que sufrimos», aseguró. «En Misiones no hay políticas en favor de los pequeños productores. Nos dejan a la merced de los tabacaleros, los exportadores de té y de yerba mate. Pero nosotros demostramos que se puede llegar al consumidor con un producto de calidad y a buen precio», dijo, por su parte, Miguel Ángel González, presidente de la cooperativa Río Paraná e integrante del Movimiento Agrario Misionero. «Hoy está abierta la tranquera para que los extranjeros puedan adueñarse de nuestras tierras», dijo Jorge Ñancucheo, presidente de la Organización de Naciones y Pueblos Indígenas en Argentina. En la misma línea, Benigno López, del Frente Nacional Campesino (Formosa), afirmó que la realidad del país «entristece y preocupa».

 

Revista Acción Nº 1203 - primera quincena de octubre de 2016