Documento de Trabajo Nº 21

CEFID-AR

 

Este trabajo completa la línea temática vinculada a la problemática del desarrollo y la capacidad de su financiamiento institucional ya introducidas en los DT nº 19 y nº 20, avanzando ahora sobre algunos tópicos particulares relacionados con el caso argentino.

Se intenta así aportar con mayor especificidad al debate acerca de la posibilidad de definir localmente estructuras e instrumentos acordes a estrategias activas relacionadas con el financiamiento al desarrollo a largo plazo, desde el ámbito de lo público.

Como da cuenta el análisis general de las experiencias internacionales1 sobre el tema, las estrategias de financiamiento al desarrollo y fomento junto a otros instrumentos aplicados a tal fin (de tipo jurídico, institucional y político), tuvieron por denominador común específicos ‘contextos históricos’ ligados a la evolución de dichas sociedades. Los mismos requirieron en ciertos momentos de la acción del Estado. En esas condiciones, las políticas implementadas para impulsar o consolidar el desarrollo tuvieron un importante sustento en la creación de estructuras formales de crédito que por medio de recursos financieros permitieran: i) dinamizar y dar estabilidad al ciclo económico de largo plazo; ii) destrabar desigualdades regionales; iii) fortalecer determinados sectores productivos; y iv) crear las condiciones necesarias para alcanzar mejoras en los niveles de vida de la sociedad o en segmentos significativos de la misma.

Reformas institucionales desde el ámbito del Estado estructuraron variadas modalidades crediticias que alcanzaron algún nivel de impacto cuantitativo y cualitativo sobre las tasas de crecimiento. Esta cuestión ha tenido mayor relevancia cuando el financiamiento resultó aplicado –siempre en un contexto de programas de largo plazo- a estimular a sectores estratégicos de la economía como parte de un plan integral de desarrollo.

 

Documento de Trabajo Nº 21 - Septiembre de 2008