Documento de Trabajo Nº 11

CEFID-AR

“La persistencia de altos spreads entre las tasas de interés ha sido un
inquietante resultado de las reformas financieras de América Latina y el
Caribe.” Ricardo Hausmann, en Brock y Rojas Suarez (2000), “Why so
high? Understanding Interest Rate Spreads in Latin America”, BID.

La principal función de las entidades bancarias es la intermediación de recursos financieros, caracterizada por la captación de depósitos y el otorgamiento de créditos. Del resultado de esta actividad surge el costo o margen de intermediación financiera o spread, usualmente definido como la diferencia entre el costo que los deudores asumen por la obtención de fondos (conocido como tasa activa) y la remuneración que los colocadores de depósitos reciben (tasa pasiva).

Un elevado nivel de spread podría desalentar el desarrollo de un sistema bancario puesto que los ahorristas recibirían un menor ingreso por sus capitales, los tomadores de crédito enfrentarían un mayor costo financiero, o por ambos comportamientos a la vez. Si además se considera que Argentina –dentro del grupo de los países de desarrollo intermedio– posee un escaso desarrollo de su mercado de capitales, la limitación al acceso de financiamiento disponible, daría lugar a menores niveles de actividad (respecto de los alcanzables) y a una pérdida de competitividad en el sector real de la economía.

 

Documento de Trabajo Nº 11 - Agosto de 2006