Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia. A 34 años del Golpe de Estado Cívico Militar

Discurso leído en la Plaza de Mayo el 24 de marzo de 2010
Del 24 de marzo de 1976 han pasado ya 34 años. En conmemoración por el Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia Estela de Carlotto leyó en Plaza de Mayo un importante documento que entendemos compartir. En la histórica plaza se reunieron las Abuelas, Madres, Familiares, Hermanos, H.I.J.O.S. así como también diferentes organizaciones de derechos humanos, sociales, sindicales, estudiantiles y un gran número de ciudadanos que reclamaron Juicio y Castigo ya, entre otras consignas.

Compañeros y Compañeras, una vez más nos juntamos en esta plaza histórica. Plaza de luchas y resistencia. Como todos los años venimos a repudiar otro 24 de marzo, las Abuelas, las Madres, los Familiares, los Hermanos, los H.I.J.O.S. con las organizaciones de derechos humanos, las sociales, sindicales, estudiantiles y culturales y con nuestros hermanos de los pueblos originarios. 34 años han pasado desde aquel 24 de marzo de 1976. Nos encontramos nuevamente en esta plaza para destacar todas las victorias que hemos logrado en tantos años de lucha pero también, por sobre todo, porque nuestros reclamos siguen teniendo vigencia. Y mientras nosotros estamos acá, algunos de los genocidas que integraron el plan sistemático de exterminio y robo de niños están siendo juzgados, como Alfredo Astiz, Alberto Durán Sáenz, Antonio Bussi, Simón el “Turco” Julián, Reynaldo Bignone, Pascual Guerrieri, el Tigre “Acosta”.

Este 24 tiene también algo particular: en dos meses se cumplirá el Bicentenario de nuestra patria. Las luchas independentistas de 1810 no fueron las primeras en estas tierras. Nuestros pueblos originarios bien lo saben. Los 30 mil compañeros detenidos –desaparecidos lucharon también por esa independencia. Hoy, a casi 200 años del 25 de mayo y a 34 años de aquel 24 de marzo, la lucha sigue siendo la misma: el pueblo organizado, comprometido y solidario, luchando contra los poderes económicos que no dudan en utilizar cualquier método para enriquecerse con lo que no les pertenece.

Por eso es necesario que gritemos muy fuerte, todos juntos:
Por un Bicentenario sin impunidad, ¡juicio y castigo ya!
30 mil compañeros detenidos desaparecidos, ¡presentes!
Aparición con vida de Jorge Julio López.
Son muchos los motivos que nos traen a esta plaza cada año: venimos a repudiar el golpe cívico militar del 76. Venimos también a recordar a nuestros 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos. A reivindicar su lucha, su proyecto político de país, su amor y compromiso con los excluidos de la patria.

Pero en esta oportunidad, venimos a reconocer lo que conquistamos, lo que conseguimos con la lucha de todos.

· Estamos acá porque queremos celebrar que ya hay 101 hijos de detenidos-desaparecidos que recuperaron su identidad.

· Que a partir de la anulación de las leyes de impunidad, alrededor de 40 represores están siendo juzgados en todo el país, que muchos más lo serán próximamente y que más de 60 genocidas ya fueron condenados.

· Logramos la aprobación de la ley de ADN para seguir avanzando en la búsqueda de los nietos apropiados, como así también la Ley que permite que los Organismos de Derechos Humanos puedan querellar por los detenidos desaparecidos.

· Seguimos recuperando la memoria en los Ex Centros Clandestinos de Detención Tortura y Exterminio, para que todos sepan lo que fue el Terrorismo de Estado: el plan sistemático de desaparición forzada de personas.

· Seguimos poniendo baldosas y homenajeando a los desaparecidos de cada barrio, para que se entienda, de una vez por todas, por qué luchaban. Algo habían hecho y queremos que se sepa:

Lucharon por la independencia económica, el acceso pleno a todos los derechos, la educación, el trabajo y la vivienda digna, la salud y la cultura. Luchaban por la liberación de nuestro pueblo.

Sin embargo, a 34 años del golpe, los cómplices del hambre de hoy son los mismos que hace 30 años: los Macri, los Herrera de Noble, los Bunge y Born, los Pérez Companc, los Roca, Fortabat, Blaquier y su Ingenio Ledesma, la Sociedad Rural Argentina, Mercedes-Benz, Ford, Techint, Acindar y tantos otros... La dictadura se hizo entre muchos: militares y civiles al servicio del exterminio y la apropiación de niños.

Son los mismos que hoy pretenden volver a las recetas neoliberales que tanto daño nos han hecho. Los que contrajeron la deuda externa inmoral, fraudulenta e ilegítima y hoy quieren que se pague con el hambre del pueblo. Algunos nombres pueden cambiar, pero los intereses que defienden son los mismos: un país para pocos, para ellos. Por esos intereses es que vienen reprimiendo hace 200 años.

Son los mismos que defienden el pasado y quieren construir un futuro para pocos.
Pero no son sólo los empresarios, ideólogos y beneficiarios de la política de exterminio quienes quieren la vigencia del aparato represivo y el país para pocos. Como en el golpe de Estado del 76, se encuentran también políticos como Ruckauf, economistas como Martínez de Hoz, médicos como Berges, curas como Won Wernich, periodistas como Grondona, abogados y jueces como Bisordi.

Por eso es importante que digamos que sólo algunos de los que formaron parte del genocidio, que empezó antes del 24 de marzo de 1976 con la nefasta Triple A, están respondiendo ante la Justicia. Falta mucho más, faltan muchos más. Por esto, es urgente la aceleración de los Juicios a los genocidas, sus cómplices y los ideólogos y beneficiarios. Es urgente la desclasificación de todos los archivos de la dictadura.

Los asesinos de los 30.000, son los mismos que desaparecieron a Jorge Julio López, los que desaparecieron hace poco más de un año a Luciano Arruga. Los mismos que a diario asesinan a los pibes en la calle y las comisarías, bajo tortura y gatillo fácil, los que asesinaron a Maxi Kosteki y Darío Santillán, Carlos Fuentealba, Walter Bulacio, a Rubén Carballo y siguen reprimiendo las expresiones del pueblo. Estos son los que no quieren el desmantelamiento del aparato represivo. Son los actores fundamentales en el plan sistemático de trata y prostitución. Estos fueron, son y serán siempre los mismos.

Todos ellos son los que hoy piden amnistía. Son los cobardes de la historia que no nos dicen qué hicieron con cada uno de los desaparecidos, como el genocida Jorge Rafael Videla que hace una semana fue citado a los Tribunales de Comodoro Py y se negó a declarar. Continúan con su pacto de silencio.

Estamos en esta Plaza, que nos vio venir tantas veces, y estamos de pie, recordando que nos oponemos al autoritarismo y a toda forma de Golpe de Estado. Que le quede bien claro: NUNCA MÁS GOLPES DE ESTADO EN LA ARGENTINA. La sociedad ya condenó a los asesinos del pueblo y nunca permitirá ningún tipo de perdón, ni de amnistías ni de reconciliación.

Parece que algunos quieren hacer oídos sordos. Hoy estamos frente a la Jefatura de Gobierno porteño. Desde ahí Macri y Rodríguez Larreta disparan sus políticas de hambre, privatización, vaciamiento de la salud pública, exclusión de la educación, represión de la protesta y criminalización de la pobreza.

Desde ahí Impulsan un modelo de “seguridad” con raíces en la dictadura.
Ya lo vimos con su grupo de tareas, la UCEP. Ahora lo vemos con las picanas eléctricas de la Metropolitana. ¡Porque la nueva policía de Macri tiene lo peor de la vieja!
Hoy es un día histórico. Estamos viviendo momentos históricos. Este encuentro se da en el marco de ocho Juicios Orales y Públicos a los genocidas. Y se espera que a lo largo del año comiencen cinco más. Pero no es suficiente: necesitamos que se aceleren los Juicios y todos los genocidas sean condenados. Para esto, es urgente la decisión política de maximizar los recursos de la Justicia en este sentido. Necesitamos Salas de audiencia acordes a estos Juicios históricos, que los Juicios sean realmente públicos, permitiéndose su difusión en los medios de comunicación, para que todos conozcamos las caras de los asesinos y lo que allí se dice.

Para profundizar la política de derechos humanos es fundamental desarrollar políticas eficaces para la protección de testigos. No podemos olvidar hoy que todavía no nos respondieron qué pasó con Julio López. Sabemos que hubo irregularidades en la investigación, que hay represores investigados, que ya pasaron más de 2 años de su desaparición forzada y todavía no hubo una respuesta. Sabemos que la mayor “inseguridad” es que los genocidas gocen de impunidad, que caminen por las calles, defendiendo las ideas que expresa el genocida Jorge “Tigre” Acosta: “uno de los grandes problemas” fue “haber dejado gente viva”.

Es importantísimo que el Gobierno haya desclasificado los archivos del Batallón 601 del Ejército y que hoy el pueblo sepa qué hicieron esos más de 4 mil civiles durante la dictadura. Pero no alcanza: queremos que se abran todos los archivos. Ellos los tienen. Queremos los archivos de la Policía Federal Argentina, de la Armada, del Ejército, de la Fuerza Aérea, de las policías provinciales. Queremos saber la verdad.

Hoy 24 de marzo, es el día donde defendemos la democracia, la soberanía de los pueblos, le decimos no a los golpes de Estado. Por eso repudiamos el golpe que sufre el pueblo de Honduras, y apoyamos la soberanía del pueblo venezolano y boliviano. Porque las garras de Estados Unidos siguen acechando nuestro Continente, se aprovechan de tragedias y transforman Haití en una base militar. Son los mismos que planearon las dictaduras militares en América Latina para condenarnos al hambre y la dependencia. Por eso nuevamente decimos: Nunca más golpes de Estado en América Latina. El pueblo latinoamericano puede más y un aire de resistencia sopla en el Continente.

Compañeros y compañeras: Estamos viviendo un momento histórico en América Latina. La integración de los pueblos es posible. No dejemos que nos arrebaten las conquistas nuevamente. Viva América Latina unida! Viva! Será esa misma unión latinoamericana la que permitirá devolver la soberanía de Las Malvinas al pueblo argentino, la que logre de una vez por todas cerrar la cárcel de Guantánamo, que la cuarta flota norteamericana deje de navegar nuestras costas y que se retiren los Yanquis de todas las bases que montaron en Colombia.

Hoy los compañeros desaparecidos están presentes. No sólo en las fotos que llevamos como bandera. Están presentes marchando, en el grito de cada uno, están golpeando los bombos, abrazando a sus hijos, ayudando a sus madres a caminar, acompañando a sus hermanos y abrazando a cada compañero, están cantando y levantan los brazos bien alto.

Hoy a casi 200 años de historia del país este pueblo no olvida. Este pueblo ya dijo muchas veces que no perdona y lo seguirá haciendo todas las que sea necesario. Que se escucha bien fuerte: para los genocidas y los ideólogos cárcel común, perpetua y efectiva!

Ni olvido ni perdón!
No a la amnistía ni a la reconciliación!
POR UN BICENTENARIO SIN IMPUNIDAD ¡JUICIO Y CASTIGO YA!
APARICIÓN CON VIDA DE JORGE JULIO LÓPEZ
30.000 DETENIDOS DESAPARECIDOS ¡PRESENTES!
AHORA Y SIEMPRE
AHORA Y SIEMPRE
AHORA Y SIEMPRE

[color=333399]Abuelas de Plaza de Mayo
Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas
Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora
Hermanos de desaparecidos por la Verdad y la Justicia
H.I.J.O.S.: Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio
[/color]

Fuente:">http://www.hijos-capital.org.ar/index.php?option=com_content&view=articl... Página web de H.I.J.O.S. - 24.03.2010

Adjunto

Terrorismo de Estado, a 34 años del golpe. Informe sobre la situación de los
derechos humanos en Argentina
[i]Autor: Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS)
[/i]

De acuerdo con los registros del CELS un total de 1.464 personas, entre civiles y personal de las fuerzas armadas y de seguridad, están acusadas por crímenes de lesa humanidad en causas vinculadas con el terrorismo de Estado. Sin embargo, apenas 75 imputados obtuvieron sentencia -68 condenados y 7 absueltos-.

Del total de imputados, 44% (649 personas) están procesados, pero sólo el 9% (59 personas) están siendo sometidos a juicio oral en la actualidad. En cuanto a la cantidad de causas, existen 321 en movimiento en todo el país, de las cuales 23 han finalizado la instancia de debate y 10 son juicios en curso.

421 procesados permanecen detenidos con carácter preventivo. El resto, un total de 228, se encuentran en libertad. En estos días se está resolviendo la situación procesal de 37 imputados que han sido recientemente indagados por primera vez.

Por otra parte, 230 imputados fallecieron mientras eran investigados y 18 fueron declarados incapaces.

Descargue el adjunto para ver el informe estadístico completo.

Fuente:">http://www.cels.org.ar/comunicacion/?info=detalleDoc&ids=4〈=es&ss=46&i... CELS - 23.03.2010