DECLARACIÓN DE CARACAS

Comité Directivo y Secretaría Ejecutiva de CLACSO

 

El Comité Directivo y la Secretaría Ejecutiva del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO, reunidos en Caracas, los días 6 y 7 de noviembre de 2016, expresan su más enfático y expresivo apoyo al pueblo venezolano y al diálogo democrático que se ha iniciado en el país.

Creemos que el diálogo amplio, abierto y plural acerca de los principales temas y desafíos que enfrentan nuestras naciones, debe ser la base sobre la que se fortalezcan las instituciones democráticas y se establezcan los acuerdos políticos necesarios para hacer del futuro una construcción colectiva, popular y soberana.

Venezuela enfrenta un momento de extrema complejidad. La decisión y el establecimiento de la actual Mesa de Diálogo es el mejor y más seguro camino para enfrentar estos desafíos. Sólo la democracia debe ser el espacio para dirimir los conflictos producidos por los proyectos sociales en disputa. Estamos seguros que Venezuela podrá hacerlo de forma fraterna, siendo un modelo de madurez política para nuestro continente y el mundo. Este es un gran país, de gente buena, trabajadora y honesta. De luchadores por la libertad y grandes hombres y mujeres que han dado su vida por los ideales que han edificado una América Latina unida, libre y emancipada.

La base del diálogo que se ha iniciado no puede ser el desplazamiento, la anulación o la supresión de ninguno de los espacios de interlocución reunidos en la Mesa. Tampoco, la condición de imponer un retroceso a los grandes avances democráticos que ha habido en el país durante los últimos años. Conquistas que han sido colectivas y deben afirmarse hoy como patrimonio de todo el pueblo venezolano.

El respeto a la institucionalidad democrática y a la soberanía popular deben establecerse como los principios rectores de una Venezuela que supera la crisis que está viviendo y cuyas principales consecuencias las sufren los sectores más pobres de la población. Debemos trabajar de forma colectiva y solidaria para evitar que el diálogo político fracase y pueda producirse una exacerbación del enfrentamiento político y el surgimiento de formas de violencia que amenazarán los derechos humanos, particularmente, de los sectores más vulnerables de la sociedad venezolana, sus niños y niñas, sus jóvenes y sus ancianos.

Nos hemos reunido aquí porque hoy, como siempre, estamos con Venezuela. Hoy, como siempre, estamos por el diálogo, por la paz y por la lucha que debemos seguir dando colectivamente en defensa de la justicia social y de la igualdad, donde quiera que sea.

 

CLACSO - Caracas, 7 de noviembre de 2016