Cáncer: revelan misterio de enzima

Redacción BBC Mundo

Científicos han identificado la estructura de la parte esencial de una enzima que se cree juega un rol clave en el desarrollo de muchos tipos de cáncer.

El equipo de científicos de la Universidad de Colorado espera que su trabajo ayude a explicar cómo actúa la enzima telomerasa para convertir en "inmortales" a las células cancerígenas.

Los expertos también esperan que el estudio publicado en la revista Nature Structural & Molecular Biology, pueda contribuir a la producción de una nueva generación de medicamentos más efectivos contra el cáncer.

Se cree que la marcada actividad de la telomerasa contribuye al crecimiento de al menos 90% de los tumores en humanos.

Los investigadores indican que la carencia de información sobre su estructura entorpece los intentos por desarrollar agentes que puedan bloquear sus efectos.

La telomerasa es fundamental en el desarrollo del embrión humano durante el embarazo, al ampliar zonas importantes en los extremos de los cromosomas, denominados telómeros.

En la mayoría de las células adultas saludables, la enzima no presenta actividad.

Sin embargo, las células cancerígenas encuentran la forma de activar la telomerasa nuevamente, lo que ocasiona una división celular descontrolada.

Difícil de estudiar
Antes se sabía lo difícil que era estudiar en detalle la telomerasa, ya que la enzima tiende a agruparse en el exterior de las células, impidiéndo la formación de los cristales necesarios para el análisis estructural.

El equipo resolvió el problema utilizando una proteína verde fosforescente para hacer resaltar los raros fragmentos de la enzima que no se agrupaban en el exterior de las células de forma usual.

Los fragmentos provienen de tetrahymena - un organismo unicelular en el cual se descubrió por primera vez a la telomerasa.

Los investigadores utilizaron otros trucos bioquímicos para cristalizar los fragmentos proteicos y analizarlos, con el fin de eventualmente obtener un mapa tridimensional extremadamente detallado con la posición de cada átomo.

Los científicos encontraron que el fragmento proteico tenía un surco en su superficie.

Éste surco permitiría sostener un extremo del cromosoma para extender los telómeros y desencadenar la excesiva división genética.

Los expertos de la Universidad de Colorado comprobaron esta teoría haciendo pequeños cambios estructurales al área que presentaba surcos y encontraron que ésta parecía neutralizar la acción de la enzima.

La doctora Kat Arney de la organización Cancer Research UK, señaló que "el desarrollo de terapias que impidan la acción de la telomerasa serían un gran paso para el tratamiento de muchos tipos de cáncer".

Fuente: BBC Mundo