Agricultura familiar, producción y alimentación para la vida

Declaraciones de la Facultad de Agronomía-UBA, de esta Cátedra de Soberanía Alimentaria, otras Facultades y Universidades y  del "Foro de Universidades para la Agricultura Familiar", destacan el rol de la Agricultura Familiar, y el que podría desempeñar si hubiera una política de Estado que terminara con una histórica discriminación negativa. No es el único sector de nuestro país en crisis, o  que sobrevive en crisis permanente,  pero es clave para un desarrollo  que priorice el trabajo,  el cuidado de los bienes comunes y  la vida de todos.

El otro campo

 

El CCC Floreal Gorini fue el escenario de la sexta jornada «La problemática agraria en la Argentina», organizada por la Cátedra Horacio Giberti, la Secretaría de Extensión Universitaria y Bienestar Estudiantil (UBA), el Instituto de Geografía de la UBA y el Instituto Argentino para el Desarrollo Económico.

Principales problemas de los agricultores familiares en las cadenas productivas

Con el objetivo de analizar los principales problemas tecnológicos, económicos, de comercialización, entre otros, que presenta la agricultura familiar en distintas cadenas productivas, la Cátedra Libre de Estudios Agrarios “Ing. Agr. H. Giberti” reunió el 19 de noviembre de 2015, a un conjunto de especialistas que expusieron su visión al respecto.

La siguiente síntesis del Taller es producto de las exposiciones y del debate.

Sin lugar para los pequeños

La Secretaría de Agricultura Familiar quedó diezmada. El ministro Ricardo Buryaile ordenó, por pedido del área de Modernización que conduce Andrés Ibarra, la eliminación de la Subsecretaría de Fortalecimiento Institucional que garantizaba la participación de todas las organizaciones campesinas y agricultores familiares en la implementación de las distintas políticas del área. En Jujuy ya echaron a 23 personas, sumado a una campaña a través de grandes medios de comunicación para desprestigiar el trabajo territorial de dicha área.

"No puede haber una única política para todo el sector agrario"

Los hijos y nietos de los protagonistas del Grito de Alcorta eran arrendatarios, y hoy los chacareros son arrendadores. Ese cambio refleja según el economista Alejandro Rofman las profundas transformaciones económicas y sociales del agro argentino, una realidad hetereogénea compuesta por "dos campos": el de la pampa húmeda, dirigido por el capital financiero y dominado por el cultivo de soja, y del resto del país, basado en la pequeña producción agropecuaria familiar. Para el también investigador del Conicet ambos modelos pueden coexistir, pero necesitan políticas diferenciadas.

Agricultura familiar: política pública y desarrollo nacional

Con el regreso de la democracia a nuestro país, los pequeños productores campesinos y familiares fueron recuperando sus organizaciones o creando nuevas, hasta alcanzar una significativa representatividad. Varios programas públicos se ocuparon, con diferentes enfoques, de este sector social agrario. Desde 2006, bajo la denominación de agricultura familiar, alcanzaron expresión en el Estado, hasta llegar actualmente a la existencia de una Secretaría específica en el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. La cuestión de sus problemáticas y de las políticas públicas a ellas referidas es un asunto de gran importancia para dicho sector, pero también, para la consideración de los principales problemas económicos, sociales y ambientales en el ámbito agropecuario de la Argentina.